Vialidad invernal

De Wikivia

Share/Save/Bookmark

La vialidad invernal tiene como objetivo la realización de operaciones dedicadas a mantener la carretera en buenas condiciones de circulación cuando las condiciones climáticas son adversas.

Lo ideal de sería mantener una superficie húmeda y limpia durante la duración de las condiciones climatológicas adversas. El uso de la sal mineral junto con la actuación de las máquinas quitanieves, sigue siendo el método más económico y efectivo de mantener las carreteras libres de nieve y hielo.

De manera general la prioridad de las aplicaciones vienen determinadas por la Direcciones Generales de Carreteras del estado y las comunidades autónomas respectivamente. Normalmente consiste en:

  • Tratamiento preventivo de sal:

Primera prioridad:

  1. Autopistas y algunos itinerarios primarios que se definen por la Dirección de Transportes.
  2. Otros itinerarios primarios, carreteras principales y carreteras que conducen a importantes establecimientos industriales, hospitales, parques de ambulancias, parques de bomberos, estaciones de autobuses, itinerarios importantes de autobuses, carreteras importantes suburbanas, por ejemplo de más de 3000 vehículos día; ramales de enlace y aproximaciones a nudos y puntos conocidos como conflictivos.

Segunda prioridad:

Puntos conocidos como conflictivos y puntos negros no incluidos en la primera prioridad. Todas las demás rutas de autobuses, incluidos los autobuses escolares; otras rutas suburbanas, rutas importantes de abastecimiento y centros comerciales

  • Limpieza de nieve; orden de prioridad:
  1. Autopistas y una selección de rutas de la red primaria
  2. Otras rutas de la red primaria y carreteras principales
  3. Carreteras que conducen a establecimientos esenciales para la industria u para los usos militares, hospitales, estaciones de ambulancia y bomberos, garajes, estaciones y rutas de autobuses e importantes itinerarios suburbanos.
  4. Autopistas que conducen a centros comerciales, ramales de enlace, accesos críticos a pueblos, escuelas o granjas.
  5. Todas las carreteras restantes, incluía la red viaria urbana.

Pueden ser necesarias variaciones en las recomendaciones anteriores para acomodarse a las condiciones locales y una planificación económica del tratamiento de itinerarios.

Materiales fundentes

Como se ha mencionado, la sal junto con los quitanieves de empuje siguen siendo el método más efectivo y más económico de mantener las carreteras libres de hielo y nieve. Además de las variantes de sal mineral, hay otros materiales más caros que aún no tienen mucha difusión.

La sal se disuelve en agua y baja el punto de congelación, también fundirá el hielo que se ha formado. Químicamente el cloruro sódico (sal) fundirá el hielo y la nieve, a temperaturas tan bajas como -21ºC. Sin embargo por debajo de -10ºC las cantidades de sal requeridas aumentan hasta un punto en el que el uso no resulta conveniente, económica y ambientalmente. Las dosificaciones de aplicación recomendadas son 10 g/m para extendidos de sal preventivos, 20-40g/m para fuertes heladas o caídas de nieve, 40-60g/m para retirada de nieve.

Una concentración de sal seca concentrada puede tener un serio efecto sobre el hormigón, causando el desconchado y progresivo deterioro, particularmente si es hormigón armado. Los efectos a largo plazo sobre puentes de hormigón se están convirtiendo en un serio problema, particularmente si se rompe la cubierta impermeable.

La solución de sal corroe los metales y tiene un efecto perjudicial sobre los vehículos de la carretera. Los vehículos dedicadazos a la viabilidad invernal son especialmente sensibles requiriendo un mantenimiento y lavado cuidadoso y regular.

Para ser más efectiva la sal debería extenderse sobre una carretera húmeda, de otra forma será llevada por el viento rápidamente a las cunetas. En caso de predicción de nieve es esencial completar las operaciones antes de que la nevada comience, para asegurar una superficie húmeda que, con ayuda de la circulación, fundirá la capa inicial de nieve. Si no existe esta humedad en superficie, la nieve se endurecerá con el hielo y se hará peligrosa y difícil de eliminar al mismo tiempo.

Los tratamientos preventivos o fundentes (como la sal o el cloruro cálcico), que pueden impactar dañando la vegetación cercana o reduciendo la calidad del agua. Además, pueden reducir la capacidad de retención de agua de los suelos, disminuyendo el crecimiento de las plantas y aumentando con ello la erosión. Las infiltraciones en el terreno también pueden contaminar los acuíferos.

Una concentración fuerte de sal en el agua del terreno puede afectar a las características de los suelos y evitar que las plantas puedan absorber la humedad a través de sus raíces. Se produce una deshidratación que causa la muerte de las plantas casi con certeza. Un ejemplo típico son los primeros 2 o 3 pies de la hierba a partir del borde de los arcenes de una carretera de tráfico importante, donde la extensión de solución salina mata la hierba.

Los almacenes de sal suelen ser exteriores quedando expuestos a la climatología. Aunque el apilado esté protegido habrá siempre una disolución. La sal deberá ser almacenada sobre una superficie impermeable, aplicando sistemas de drenaje alrededor de los bordes de apilamiento.

Las buenas prácticas ambientales deben tender a la reducción de las cantidades de sal incorporadas en la vía, especialmente en espacios ambientalmente sensibles.

Las principales actividades que engloba la vialidad invernal son:

  • Almacenamiento de sales
  • Extensión de las sales en la calzada
  • Fabricación de salmuera
  • Limpieza y lavado de máquinas
  • Retirada de nieve
  • Transporte, carga y descarga de sales
Herramientas personales
Proyecto realizado por:
Asociación Española de la Carretera
proy. TSI-070100-2008-50
financiado por:
Ministerio de Industria Turismo y Comercio
IV Edicin del "Premio Internacional a la Innovacin en Carretera Juan Antonio Fernandez del Campo"