Reglamento de Tránsito 273/98 - Título IV

De Wikivia

Share/Save/Bookmark

Contenido

TÍTULO IV: NORMAS DE COMPORTAMIENTO EN LA CIRCULACIÓN

CAPÍTULO I: NORMAS GENERALES

ARTÍCULO 39. OBLIGACIONES DE LOS USUARIOS DE LA VÍA. Los usuarios de la vía pública están obligados a comportarse en forma tal, que su conducta no entorpezca la circulación ni cause peligro, perjuicios o molestias a Las personas o danos a Los bienes.

ARTÍCULO 40. OBLIGACIONES DE LOS CONDUCTORES. Se deberá conducir con la diligencia y precaución necesarias para evitar todo daño propio o ajeno, cuidando de no poner en peligro, tanto al mismo conductor, como a los demás ocupantes del vehículo y al resto de los usuarios de la vía pública. Deberá cuidar especialmente de mantener la posición adecuada y que es mantengan el resto de los pasajeros. Y la adecuada colocación de la carga transportada para que no haya interferencia entre el conductor y cualquiera de ellos. Queda terminantemente prohibido conducir de modo negligente o temerario.

Los conductores deberán estar en todo memento en condiciones de controlar su vehículo. Al aproximarse a otros usuarios de la vía, deberán adoptar las precauciones necesarias para la seguridad de los mismos especialmente cuando se trace de niños, ancianos, invidentes u otras personas minusválidas.

Queda prohibido conducir utilizando auriculares conectados a aparatos receptores o reproductores de sonido. Asimismo, esta prohibido el uso de teléfonos, radios comunicadores u otros aparatos similares mientras el vehículo cede en marcha, a no ser que para operarlos no sea necesario utilizar las manos. De la presente prohibición se exceptúa a los conductores de taxis.

ARTÍCULO 41. ACTIVIDADES QUE AFECTAN LA SEGURIDAD DE LA CIRCULACIÓN. Se prohíbe tirar, depositar o abandonar sobre la vía pública, objetos o materias que obstaculicen la libre circulación, parada o estacionamiento; asimismo, efectuar hechos que pongan en peligro la circulación o que deterioren la vía pública y sus inmediaciones.

También es prohibido tirar o lanzar objetos o basura desde el interior del vehículo. El conductor será responsable de estos hechos.
Queda prohibido colocar en la vía pública, talanqueras, garitas, barandas, vallas, túmulos, toneles u otros obstáculos, que dificulten o impidan la libre circulación de vehículos y peatones. Sin embargo, previo permiso de la autoridad podrán instalarse otros medios para la reducci6n de la velocidad.

La autoridad podrá, sin previo aviso, ordenar el retire de los obstáculos u objetos indicados en el presente artículo, o en su caso la demolición correspondiente.

CAPÍTULO II: MEDIO AMBIENTE

ARTÍCULO 42. EMISIÓN DE PERTURBACIONES Y CONTAMINANTES. Se prohíbe la emisión de perturbaciones electromagnéticas, ruidos, gases y otros contaminantes. La emisión de gases se regirá por lo establecido en normas reglamentarias especiales, según el Acuerdo Gubernativo 14-97 y otras disposiciones relacionadas con el ambiente.

ARTÍCULO 43. ESCAPES Y SILENCIADORES. Se prohíbe la circulación en la vía pública de vehículos automotores con el llamado escape libre y de aquellos que amplifiquen el sonido o sin el prescrito silenciador de las explosiones internas.

Se prohíbe, asimismo, la circulación de un vehículo automotor cuando los gases expulsados por los motores, en lugar de atravesar un silenciador eficaz, salgan desde el motor a través de uno incompleto, inadecuado, deteriorado o de tubos resonadores.

ARTÍCULO 44. CONTAMINACIÓN AUDITIVA. Queda prohibido producir sonidos o ruidos estridentes, exagerados o innecesarios, por medio de los propios vehículos, escapes, bocinas u otros aditamentos especialmente en áreas residenciales, hospitales y horas de la noche.

Queda prohibido terminantemente el uso de sirenas o dispositivos que emitan sonidos similares a Los vehículos de emergencia.

ARTÍCULO 45. RESTRICCION DE LA CIRCULACIÓN AUTOMOTOR. La autoridad correspondiente, en coordinación con la Comisión Nacional del Medio Ambiente (CONAMA), podrá restringir en cualquier zona, población o región del territorio nacional, la circulación de vehículos automotores, por razonas de contaminación ambiental u otras en beneficio del bien común y de la circulación misma, de conformidad con los criterios que para tal efecto establezca la autoridad.

La población será informada sobre la zona, población o región que abarque la restricción, Los vehículos adecuados, Las fechas y rangos de restricción y toda otra información concerniente al operativo, por los medios publicitarios adecuados.

Los vehículos que contravengan los criterios establecidos por la autoridad y circularen sobre la vía pública; a pesar de la prohibición, serán retirados de circulación y remitidos al predio o depósito correspondiente, sin perjuicio de las sanciones que apliquen.

CAPÍTULO III: TRANSPORTE DE PASAJEROS Y DE LA CARGA

ARTÍCULO 46. NÚMERO MÁXIMO DE PERSONA A TRANSPORTAR: El número de personas transportadas en un vehículo no podrá ser mayor al número de plazas autorizadas en la tarjeta de circulación o las que señale autoridad competente. Para los efectos de cómputo, los menores de dos años no se contarán si no ocupan plaza y los menores de doce años se contarán como medía plaza, siempre y cuando no sobrepasen la mitad del número total de ocupantes.

ARTÍCULO 47. EMPLAZAMIENTO Y ACONDICIONAMIENTO DE LAS PERSONAS. Esta prohibido transportar personas en emplazamientos distintos a los destinados y acondicionados para ello en el vehículo no obstante en los vehículos de transporte de mercancías o cosas podrán viajar personas en el lugar reservado a la carga, si se circula a una velocidad igual o inferior a cincuenta kilómetros por hora.

Los vehículos que conjuntamente transporten carga y pasajeros, deberán estar provistos de una adecuada protección.

En Las áreas donde no exista circulación de buses urbanos y extraurbanos, el transporte de personas podrá llevarse a cabo por medio de pick-ups en el lugar donde tembién se transporta carga, debiendo observar las siguientes condiciones:

1) Un máxima de 12 personas en pick-up de palangana corta
2) Un máximo de 16 personas en pick-up de palangana larga
3) Cada pick-up deberá estar provisto de barandas laterales o de cualquier otro medio de protección para los pasajeros.

ARTÍCULO 48. NORMAS RELATIVAS A VEHÍCULOS DE DOS RUEDAS. Las bicicletas, moto bicicletas y motocicletas no podrán ser ocupadas per más de una persona cuando hayan sido diseñadas para una sola persona. En ningún caso podrá situarse a otro viajero en el lugar intermedio entre la persona que conduce y el manubrio.

ARTÍCULO 49. DIMENSIONES DEL VEHÍCULO Y SU CARGA. En ningún caso la longitud, anchura y altura de los vehículos y su carga excederá lo establecido en el Acuerdo Gubernativo número 1084-92 del Ministerio de Comunicaciones, Transporte, Obras Públicas y Vivienda, o a tenerse a las normas quo éste emitiera al respecto.

El transporte de carga que, por su naturaleza, inevitablemente rebase los Iímites especificados deberá realizarse mediante permiso especial emitido por la autoridad respectiva, quien determinará las condiciones en que deba efectuarse.

ARTÍCULO 50. DISPOSICIÓN DE LA CARGA. La carga transportada en un vehículo, así como los accesorios que se utilicen pare su acondicionamiento o protección, deben estar dispuestos, y si fuera necesario, sujetos, de tal forma que no puedan:

a) Sobrepasar el peso bruto autorizado.
b) Arrastrar, dejar caer parcial o totalmente la carga, o desplazarse de manera peligrosa.
c) Comprometer la estabilidad del vehículo o la visibilidad del conductor.
d) Producir ruido, polvo u otras molestias que puedan ser evitadas.
e) Ocultar, aunque sea parcialmente, los dispositivos de alumbrado o de señalización luminosa, las placas o distintivos reglamentarios o los retrovisores laterales.
f) Circular sin cubrir con Iona o materiales similares en forma adecuada, las cargas de transporte a granel: materiales de construcción, granos básicos y verduras, a fin de evitar que se salga o derrame del área de carga, obstaculizando la circulación de vehículos
g) Circular con fugas de combustible, melaza u otros materiales dañinos para la vía pública.
El transporte de carga, molesta, nociva, insalubre o peligrosa, se hará en vehículos especialmente habilitados pare el efecto; tomando las precauciones necesarias y atendiendo a las normas especificas que regulan la materia.

ARTÍCULO 51. CARGAS INDIVISIBLES MAYORES QUE EL VEHÍCULO. Las cargas indivisibles tales coma muebles. tubos, vigas, postes y otros similares que en planta sobrepasen las dimensiones del vehículo, pueden transportarse en este, siempre que cumplan con lo establecido en el Acuerdo Gubernativo Número 1084-92 del Ministerio de Comunicaciones, Transporte, Obras Públicas y Vivienda; y, además, con lo siguiente:

a) A lo largo no sobresalga más de 2.00 metros al frente y 3.00 metros atrás en vehículos de longitud mayor a 5.00 metros; o por cada extremo anterior y posterior no sobrepase el tercio de la longitud del vehículo, si esta es menor a 5.00 metros
b) A lo ancho no sobresalga más de 0.40 metros de cada lado.

En estos cases, se deberán adoptar todas las precauciones convenientes pare evitar daños o peligros a los demás usuarios de la vía pública.

ARTÍCULO 52. SEÑALIZACIÓN DE LA CARGA QUE SOBRESALE. La carga que sobresale, lento a lo ancho como a lo largo, deberá ir señalizada pare prevenir algún percance.

Durante el día se señalizará cada parte sobresaliente con una bandera roja; y de noche, con placas reflectivas con dimensiones apropiadas para su visibilidad.

CAPÍTULO IV: CONDUCCIÓN DE ANIMALES EN LA VÍA PÚBLICA

ARTÍCULO 53. NORMAS GENERALES. En la vía pública sólo se permitirá el peso de animales de tiro, carga o silla, cabezas de ganado aisladas, en manada o rebano, cuando no exista itinerario practicable por vía vecinal, de herradura o vereda, y siempre que vayan custodiados por alguna persona.

Dicho peso se realizará por la vía alternativa que tenga menor intensidad de circulación de vehículos y de acuerdo con lo que se establece en el presente capitulo.

ARTÍCULO 54. NORMAS ESPECIALES. Los animales a los que se refiere el artículo anterior deben ser guiados, por una persona capaz de dominarlos en el memento, observando las siguientes condiciones:

a) No invadir las aceras, refugios u otras áreas peatonales.
b) Circular por el arcén del lado derecho o lo más próximo al borde derecho de la calzada o camino.
c) Los animales conducidos en manada o rebaño nunca ocuparán más de la mitad derecha de la calzada o camino, divididos en grupos de longitud moderada, cada uno de Ios cuales con un conductor, suficientemente separados para no entorpecer la circulación de vehículos.
d) Sólo atravesarán las vías por pesos autorizados y señalizados o por otros lugares que reúnan las condiciones de seguridad para con el resto del tránsito en fa vía.
e) Si circulan de noche por vía insuficientemente iluminada o bajo condiciones metereológicas o ambientales que disminuyan sensiblemente la visibilidad, su conductor o conductores llevarán en el lado más próximo al centre de la calzada; luces en número necesario pare precisar su situación y dimensiones
f) En estrechamientos, intersecciones y demás cases en que las trayectorias se corten, cederán el paso a todo vehículo, salvo que por disposición reglamentaria gocen de prioridad.

ARTÍCULO 55. PROHIBICIÓN DE CIRCULAR EN CIERTOS TIPOS DE VÍAS. Se prohíbe el paso de animales en todas las autopistas y vías rápidas del territorio nacional, así coma en las arterias principales, a nivel urbano dicha prohibición incluye los vehículos de tracción animal.

CAPÍTULO V: PEATONES

ARTÍCULO 56. NORMAS GENERALES. Los peatones deberán cumplir las disposiciones del presente Reglamento, las indicaciones de Ios agentes y atender los dispositivos y señales para el control del tránsito que les corresponda.

ARTÍCULO 57. PREEMINENCIA. El peatón tiene derecho de vía ante cualquier medía de transporte. Todo conductor de un vehículo deberá respetar este derecho, cediendo el paso al peat6n; especialmente, a niños, ancianos, discapacitados, invidentes, mujeres embarazadas y cualquier persona que conduzca un niño; ante los cuales el conductor extremará sus precauciones.
En áreas, zonas, franjas, pasos, pasarelas u otros espacios pare peatones, estos estén obligados a utilizarlos, y en el caso, la responsabilidad de los conductores de vehículos, según en la ley, se limita a que conduzcan de acuerdo a las normas y regias de la materia.

ARTÍCULO 58. CIRCULACIÓN POR ESPACIOS DESTINADOS AL PEATÓN. Es obligatorio para los peatones circular en espacios especialmente concebidos para ellos, sean estos aceras, refugios, paseos, vías peatonales, zonas peatonales, pesos peatonales, pasarelas u otros. Las obligaciones de los peatones son las siguientes:

a) En las áreas en que existen pesos señalizados de peatones, semáforos peatonales o pasarelas, deberán utilizarse estas facilidades pare atravesar las vías. Este no implica que dejen de estar atentos al tránsito.
b) De no existir facilidades para atravesar una vía, lo harán siempre en las esquinas y perpendicularmente a la vía, donde gozarán de prioridad de paso.
c) Al atravesar una vía deberán cerciorarse que no exista ningún vehículo que no pueda detenerse mientras ellos efectúen el cruce.
d) Si una intersección es controlada por agentes o tiene semáforos peatonales, deberán obedecer las indicaciones respectivas.
e) No deberán cruzar frente a vehículos de transporte colectivo parados momentáneamente.
f) No deberán cruzar diagonalmente una intersección, a excepción de los pesos peatonales diseñados pare tal efecto (función del semáforo "todo rojo").
g) Al tratar de cruzar una vía o esperar una unidad de transporte colectivo, no abandonaran los espacios peatonales, bajándose a la calzada o calle; y.
h) Quienes utilicen monopatines, patines o aparatos similares, no podrán circular por la calzada, salvo que ` se trate de zonas, vías o parte de las mismas que les estén especialmente destinadas; y solo podrán circular en las espacios peatonales si lo hacen a velocidad de paso.
Los incisos a), b), f) y h) no son aplicables en las vías residenciales de circulación controlada.

ARTÍCULO 59. CIRCULACIÓN POR LA CALZADA 0 EL ARCEN. En las vías que no tuvieran ningún espacio destinado especialmente a los peatones, estos podrán circular sobre la calzada o el arcén, en sentido contrario a lo circulación de los vehículos, sin embargo, si concurren circunstancias que, por su seguridad así lo justifiquen, podrán circular por la derecha.

La circulación por el arcén o por la calzada se hará con prudencia, sin entorpecer innecesariamente la circulación vehicular. Salvo el caso que formase un cortejo, deberán marchar uno tras otro si la seguridad de la circulación así lo requiere; especialmente en casos de poca visibilidad o de gran densidad de circulación de vehículos.

ARTÍCULO 60. Circulación DE PEATONES POR LA DERECHA DE LA CALZADA. Los peatones podrán circular por el lado derecho de la calzada o sobre el arcén derecho, aun habiendo espacio peatonal utilizable, adoptando las debidas precauciones y en Ios siguientes casos:

a) Quien lleve algún objeto voluminoso, empuje o arrastre un vehículo de reducidas dimensiones, que no sea automotor, tales coma carretas de ventas ambulantes, troquets, bicicletas u otros similares, que pudieran constituir un obstáculo pare los demás peatones.
b) Toda persona que dirija a un grupo de peatones o que formen parte de un corteja, procesión o actividad similar
c) El discapacitado que circule en silla de ruedas, si fuese incómodo a impracticable para él ; utilizar Ios espacios peatonales aledaños.
Todas estas personas están obligadas a obedecer las señales correspondientes a los vehículos que circulan sobre la calzada.

ARTÍCULO 61. PASOS PEATONALES. En un peso peatonal (peso de cebra) debidamente señalizado, al peatón, siempre lleva la prioridad, y todos Ios vehículos que se aproximen a un paso de peatones, que este siendo utilizado por una o varias personas, deberán parar y ceder el paso a los mismos, hasta que hayan Ilegado a la acera o a un refugio. Queda terminantemente prohibido rebasar a cualquier vehículo que se haya detenido ante un paso de peatones.

En intersecciones semaforizadas donde los pesos de peatones atraviesen transversalmente una vía y el semáforo alumbre verde pare los vehículos de esa vía, Ios peatones no gozarán de prioridad. Sin embargo, los conductores de los vehículos deberán ceder siempre el paso a los peatones que estén cruzando la vía perpendicular a la de los vehículos en cuestión; es decir, cuando estos viren a la izquierda o derecha aun cuando el semáforo muestre verde o flecha verde.

ARTÍCULO 62. USO DEL ESPACIO PEATONAL. Las aceras, refugios, paseos, vías peatonales, zonas peatonales y pasarelas son espacios de use exclusive pare peatones y no serán utilizados por vehículo alguno, incluyendo bicicletas, cuyos conductores quedan obligados a desmontar para utilizados. En los lugares indicados anteriormente, se prohíbe terminantemente:

a) Detener, parar o estacionar uno o varios vehículos automotores.
b) Utilizarlos para basureros, botaderos de ripio, apilación de materiales y otros similares.
c) Ubicar ventas callejeras. La autoridad podrá desalojar al Infractor, sin perjuicio de la multa correspondiente. Se exceptúan los mercados peatonales intermitentes que cuenten con el respectivo permiso
d) Colocar muebles, macetones, toldos, garitas, grades, cadenas, bardas o elementos similares, sin permiso expreso de la autoridad correspondiente.

La autoridad correspondiente tendrá el derecho de remover las cosas, objetos y materiales especificados en los incisos b). c) y d) anteriores. Con respecto al inciso a) la autoridad deberá retener y consignar el vehículo y la tarjeta de circulación.

Para efectos de carga y descarga y de acceso vecinal, la autoridad correspondiente podrá permitir el ingreso de vehículos a las vías y zonas peatonales, restringiendo el tipo de vehículo, su peso, dimensiones, horarios y otros requisitos que considere convenientes.

ARTÍCULO 63. ZONAS ESCOLARES. Los escolares gozarán de prioridad de paso en las zonas y horarios establecidos para el efecto, especialmente al cruzar Ia vía y abordar o descender de las unidades de transporte escolar. Las zonas escolares serán establecidas y determinadas por el Departamento o autoridad correspondiente, y conjuntamente con la Dirección de los distintos centros educativos, privados y públicos. Los requisitos básicos de una zona escolar son los siguientes:

a) Indicaciones por medio de señalización horizontal y vertical y elementos físicos para la reducción de la velocidad según lo establecido en el presente Reglamento. En la información de Ias señales se incluirán los días y horarios en los que deben cumplirse los requisitos de circulación en zonas escolares
b) Protección adicional por medio de patrulleros escolares que dirijan los flujos de escolares y vehículos en los puntos de mayor confluencia de escolares, como lo pueden ser: ingreso a centros educativos, paradas de buses escolares, tiendas de venta de comida y otros similares.
Los conductores, por su parte, durante los horarios indicados como de movimiento escolar en la señalización, están obligados a:

1) Disminuir la velocidad en la forma que establece el presente reglamento, extremando las precauciones de circulación. No sobrepasar la velocidad hasta haber salido de la zona escolar, cuyo límite deberá estar debidamente señalizado
2) Ceder el paso a peatones y, especialmente, escolares en cualquier lugar y circunstancia dentro del área demarcada de la zona escolar; y,
3) Obedecer todas las señales en la zona, máxime si se trate de indicaciones de agentes de tránsito o patrulleros escolares.

ARTÍCULO 64. PROHIBICIÓN DE CIRCULAR A PIE EN CIERTAS VÍAS. Queda prohibida la circulación de peatones sobre la calzada o los arcenes de autopistas y vías rápidas, tanto en el ámbito urbano como extraurbano, debiendo utilizar espacios provistos o franjas vegetales en defecto de estos. Se excluyen de esta prohibición la autoridad de tránsito, bomberos socorristas en general, siempre que sea estrictamente indispensable para la ejecución de su labor.
También se prohíbe el caminar en túneles, puentes o pasos a desnivel que no tuvieran acera o esta estuviera únicamente diseñada con fines de servicio o mantenimiento.

CAPÍTULO VI: CICLISTAS

ARTÍCULO 65. NORMAS GENERALES. Los ciclistas deberán cumplir las disposiciones del presente Reglamento, las indicaciones de los agentes y atender los dispositivos y señales para el control del tránsito que les corresponda.
La autoridad de tránsito podrá dictar normas adicionales para fortalecer la práctica ciclista.

ARTÍCULO 66. PRIORIDAD DE LOS CiCLISTAS. Los ciclistas tienen derecho de vía ante cualquier otro medio de transporte, excepto los derechos del peatón. Todo conductor de un vehículo automotor deberá respetar este derecho, cediendo el paso al ciclista.
Sin embargo, de existir áreas, zonas, franjas, pasos, pasarelas u otras vías para ciclistas, estos están obligados a utilizarlas, limitando la responsabilidad de los conductores de vehículos automotores a que conduzcan de acuerdo con las normas y reglas contenidas en este Reglamento.

ARTÍCULO 67. LUGARES DE CIRCULACIÓN DE LAS BICICLETAS. Los ciclistas deberán conducir en los siguientes lugares:

a) En vías públicas que no tengan ningún tipo de franja o carril para los ciclistas, estos circularán en tránsito mixto al borde derecho de la calzada o sobre el arcén, si este existiera y fuera transitable. En las intersecciones deberán ordenarse en el carril correspondiente al movimiento que realizarán, haciendo las señales manuales correspondientes. Cumplirán con los dispositivos y señales que regulan el tránsito vehicular restante.
b) En vías públicas con franja multiuso, las bicicletas circularán sobre la parte de la franja señalizada horizontalmente para el efecto y en el sentido indicado; impidiendo así un rebase peligroso por otros vehículos. Cumplirán con los dispositivos y señales que regulan el tránsito vehicular restante.
c) En vías públicas con carriles para bicicletas demarcados en el pavimento por señalización horizontal, circularán las bicicletas por éstos en el sentido indicado, pudiendo utilizar carriles del resto de la calzada sólo si no fuera posible efectuar cambios de direcciones a través de un carril de bicicletas. Pueden circular contra el sentido que Ileve una vía vehicular sólo si existe un carril de bicicletas especialmente demarcado y señalizado pare el efecto. Los carriles son de uso prioritario para las bicicletas, pero los vehículos automotores pueden sobrepasar estos carriles, estando la prioridad definida por la señalización puntual en todo lugar de cruce de trayectorias. Si existieran dispositivos y señales exclusivas para bicicletas, éstas deben cumplirlos y si no fuese así, cumplirán con los dispositivos y señales del tránsito vehicular
d) En las vías públicas con vías exclusivas para ciclistas o ciclo vías, que están divididas de la calzada principal por bordillos o camellones, los ciclistas deben utilizarlas, en el sentido indicado, aunque generalmente son de doble vía. Para los cambios de dirección en intersecciones los ciclistas usarán siempre las cicló vías o carriles para bicicletas provistos, cumpliendo con los dispositivos y señales exclusivas para ellos. En su defecto, en Ihaz intersecciones cumplirán con los dispositivos y señales pare peatones. Por lo general, Ias cicló vías tienen la prioridad sobre las vías vehiculares y los vehículos automotores sólo la podrán traspasar en los lugares definidos.

CAPÍTULO VII: TRANSPORTE COLECTIVO

ARTÍCULO 68. NORMAS GENERALES. El conductor de un vehículo de transporte colectivo, urbano y extraurbano, deberá conducir y efectuar las paradas y arranques sin sacudidas ni movimientos bruscos. Se abstendrá de realizar acto alguno que le distraiga durante la marcha. El conductor, y en su caso, el ayudante o encargado, durante la marcha y en Ias paradas, velera por Ia seguridad de los viajeros.

ARTÍCULO 69. NÚMERO MÁXIMO DE OCUPANTES. Queda terminantemente prohibido transportes a más personas de las consignadas en los documentos de un vehículo de transporte colectivo, en plazas sentadas y de pie. En este último caso se requiere autorización.
Queda prohibido transportes personas en lugares no acondicionados para el efecto, máxime si esto se hiciere en el exterior del vehículo, en lugares como parrillas, escaleras, pescantes y lugares similares.

ARTÍCULO 70. IDENTIFICACION DEL CONDUCTOR. Los vehículos del servicio colectivo de transporte de personas, están obligados a exhibir, la identificación vigente del conductor y el número de teléfono para reclamos. El Lugar, los datos y características que tendrá la tarjeta sarán definidos por Ia autoridad competente.

ARTÍCULO 71. LOS CARRILES DE CIRCULACIÓN. Los vehículos de transporte público circularán por los carriles exclusivos o prioritarios que estén habilitados para el efecto, y si no los hubiere, en el carril derecho de la calzada, el más alejado del centro de la misma. Se deberán entender el resto de carriles exclusivamente para rebasar o para cambiar de dirección o sentido.

ARTÍCULO 72. ASCENSO Y DESCENSO DE PASAJEROS. Las maniobras de ascenso a descenso de pasajeros a unidades de transporte público y escolar deberán realizarse únicamente en los lugares establecidos para el efecto (paradas), tomando todas las precauciones del caso. Los conductores deberán acercarse lo más posible a la acera, dejando entre el vehículo y esta no más de 30 centímetros de distancia, y quedando situado este paralelamente a la acera.

Se prohíbe terminantemente parar en lugares no autorizados para cargar o descargar pasaje, y el conductor que hiciere caso omiso de esta prohibición, será sancionado conforme a este Reglamento.

ARTÍCULO 73. PARADAS CONGESTIONADAS. En las paradas de transporte público, urbanas ` y extraurbanas, que tengan mucho movimiento y dónde se concentren varias unidades a la vez, tendrá la prioridad de parar aquella que llegue antes de las demás, debiendo éstas últimas esperar su turno obligadamente, sin cargar ni descargar pasaje, aunque sea solicitado, hasta llegar a la parada misma.

Se prohíbe terminantemente rebasar a unidades que están efectuando su parada justo adelante de éstas, máximo si la unidad no quedare paralela a la acera. Asimismo, se prohíbe parar, bajar cargar y descargar pasaje en doble, triple o mas filas.

ARTÍCULO 74. PARADAS DE TAXIS. Los vehículos de alquiler (taxis) pueden parar en cualquier lugar para cargar o descargar pasaje, siempre y cuando tomen las precauciones debidas, cumplan con Ias normas y señales establecidas y la actividad de ascenso o descenso se desarrolle en un tiempo menor a dos minutos, salvo que el taxi se ubique en un espacio de estacionamiento permitido.

CAPÍTULO VIII: TRANSPORTE DE CARGA

ARTÍCULO 75. NORMAS GENERALES. El conductor de un vehículo de transporte de carga deberá conducir y efectuar las paradas y arranques sin sacudidas ni movimientos bruscos y se abstendrá de realizar acto alguno que le distraiga durante la marcha. El conductor, y en su caso, el ayudante o encargado durante la marcha como y en Ias paradas, velará por la carga y su correcta sujeción.

ARTÍCULO 76. CARRILES DE CIRCULACIÓN. Los vehículos de transporte de carga circularán por los carriles exclusivos o prioritarios que estén habilitados para el efecto, y si no los hubiere, en el carril derecho de la calzada, el más alejado del centro de la misma. Se deberán entender el resto de carriles exclusivamente para rebasar o para cambiar de dirección o sentido.

ARTÍCULO 77. SUJECIÓN A HORARIOS Y RUTAS. La autoridad, en coordinación con la Dirección General de Transporte Extraurbano del Ministerio de Transporte, Comunicaciones, Obras Públicas y Vivienda, esta facultada para restringir y sujetar a horarios y rutas determinadas la circulación y las maniobras de carga y descarga de los vehículos públicos o privados, tengan o no rutas establecidas. Estas restricciones las tomará la autoridad en base a dimensiones, pesos, tipo de carga, intensidad del tránsito, características de las vías y el interés público. En todo caso, se escuchará a los sectores de transporte afectados.

ARTÍCULO 78. OPERACIONES DE CARGA Y DESCARGA. Las operaciones de carga y descarga de mercancías o cosas deberán llevarse a cabo fuera de la vía pública. Excepcionalmente, y cuando sea inexcusable efectuarlas en esta, deberán realizarse sobre la vía de menor tránsito, sin ocasionar peligros ni perturbaciones graves al tránsito de otros usuarios, y teniendo en cuenta las normas siguientes:

a) Se respetarán las señales y normas, especialmente en lo concerniente a parada y estacionamiento, y, además, en áreas urbanas, las que dicten las autoridades municipales sobre horas, días y lugares adecuados.
b) Se efectuaran, en la posible, por el lado del vehiculo mas próximo el borde derecho de la calzada.
c) Se llevarán a cabo con medios y personal suficientes para conseguir la máxima celeridad y procurando evitar ruidos y molestias innecesarias. Queda prohibido colocar la carga, la mercancía o Ias cosas transportadas por la calzada, en el arcén o espacios peatonales por más de dos minutos; y,
d) Las operaciones de carga y descarga de mercancías nocivas, molestas, insalubres o peligrosas se regirán por las disposiciones específicas que regulan la materia.

ARTÍCULO 79. BICICLETAS Y MOTOCICLETAS DE CARGA. Los conductores de bicicletas, motobicicletas y motocicletas, podrán transportar carga cuando estén especialmente ¬acondicionadas y cumplan con lo establecido en este capítulo y con las reglas de circulación propias de su tipo.

CAPÍTULO IX: SEÑALIZACIÓN

ARTÍCULO 80. CONCEPTO. La señalización es el conjunto de directrices que tienen por objeto advertir e informar a los usuarios de la vía, ordenar o reglamentar su comportamiento con la necesaria antelación, en determinadas circunstancias de la vía o de la circulación.

ARTÍCULO 81. OBEDIENCIA DE LAS SEÑALES. Todos los usuarios de la vía pública están obligados a obedecer Ias señales de circulación que establezcan una obligación o una prohibición y a adaptar su comportamiento al resto de las señales que se encuentren en Ias vías por las que circulan.

Los usuarios deben obedecer las indicaciones de los semáforos y señales verticales situadas inmediatamente a su derecha, encima de la calzada o encima de su carril, de acuerdo con lo que corresponda. En las vías de dos sentidos de circulación divididas por medianas o camellones, en las vías de un sólo sentido de circulación o cuando se van a efectuar movimientos a la izquierda, también deberán cumplir con los semáforos y señales verticales a su izquierda.

ARTÍCULO 82. PRIORIDAD ENTRE SEÑALES Y NORMAS. El orden de prioridad descendente, entre las señales y normas de circulación es el siguiente:

a) Señales y órdenes de los agentes, inspectores ad-honores o inspectores escolares.
b) Señalización circunstancial que modifique el régimen normal de utilización de la vía (señales de obras).
c) Semáforos
d) Señales verticales.
e) Señales horizontales
f) Normas de la Ley y de este Reglamento.
En el caso que las prescripciones indicadas por diferentes señales y normas estén en contradicción, prevalecerá la prioritaria, según el orden establecido en el presente artículo, o la más restrictiva, si se trata de señales del mismo tipo.

ARTÍCULO 83. FORMATO, DISEÑO Y OTRAS ESPECIFICACIONES DE SEÑALES. El Departamento determinará la forma, diseño, colores, materiales, significado y dimensiones de las señales. El Departamento se ajustará a normas o convenios internacionales de la materia ratificados por Guatemala, sin embargo, el Departamento efectuará cambios o adiciones adecuadas.
Si las señales llavase indicaciones escritas, estas deben expresarse en idioma español.

ARTÍCULO 84. RESPONSABILIDAD DE SEÑALIZAR. Corresponde al Departamento o en su caso a las municipalidades que administren el tránsito, fabricar, instalar y conservar las señales de tránsito de forma reglamentaria en las vías públicas. Estos servicios se podrán conexionar a terceros.

ARTÍCULO 85. SEÑALIZACIÓN DE OBRAS. Las obras públicas o privadas, que dificulten la circulación de cualquier usuario de la vía deberán ser señalizadas, tanto de día como de noche, y utilizadas luminosamente durante las horas nocturnas.

El responsable de la señalización de circulación fuera de las normales, debido a reparaciones, obras, desvíos y otros casos análogos, es el encargado de la obra o el proyecto que cause las molestias. Esta persona podrá solicitar asesoría para señalizar su obra con la antelación debida al departamento o a la municipalidad correspondiente.

ARTÍCULO 86. OBLIGACIÓN DE RETIRAR SEÑALES OBSOLETAS. La autoridad correspondiente estará obligada a retirar o sustituir inmediatamente las señales antirreglamentarias instaladas, las que hayan perdido su objeto y las que no cumplan su función por su deterioro. Se exceptúan de esta disposición, las señales de "No estacionar" colocadas en el ingreso a propiedades privadas.

ARTÍCULO 87. PROHIBICIÓN DE COLOCAR CARTELES 0 VALLAS PUBLICITARIAS QUE CONTENGAN 0 EMULEN SEÑALES DE TRÁNSITO. Queda prohibido la instalación de carteles, publicidad, vallas, rótulos u otros elementos, lento en la vía pública come en propiedades privadas, que contengan o emulen por formes, diseños y colores, señales de tránsito de cualquier tipo para prever la confusión o el peligro que puedan suscitar. Asimismo, se prohíben anuncios, publicitarios que inciten a comportarse en el tránsito en contra de lo establecido por la señalización del lugar.

La autoridad correspondiente tendrá el derecho de retirar cualquier material de este tipo en forma inmediata, aun de aquellas señales que fueren de tránsito y estuvieren reglamentarias, no habiendo sido autorizadas ni instaladas por ella.

ARTÍCULO 88. PROHIBICIÓN DE RETIRAR, ALTERAR 0 CUBRIR SEÑALES. Queda prohibido, a excepción de la autoridad correspondiente, retirar, dañar, alterar, ocultar parcial o la totalidad de las señales. Modificar el contenido y colocar carteles sobre o frente a señales de tránsito de cualquier tipo. Si éstas adiciones o alteraciones antirreglamentarias inducen a confusión, reducen su visibilidad y, eficacia, deslumbran a los usuarios de la vía o distraen su atención, el departamento o la municipalidad correspondiente deberá ordenar su retiro.

CAPÍTULO X: PUERTAS Y APAGADO DEL MOTOR

ARTÍCULO 89. APERTURA DE PUERTAS. Se prohíbe la circulación de vehículos con las puertas abiertas, abrirlas antes de su completa inmovilización o apearse del mismo.

Por lo general, se entrará y saldrá del vehículo por el lado más próximo a la acera y sólo cuando aquel se halle parado. Esta norma se aplicará a toda clase de vehículos.

Las puertas de buses y microbuses u otras unidades de transporte público deberán ser abiertas y cerradas únicamente por el conductor o el ayudante; otra persona no autorizada se abstendrá de abrirlas por sus medios, salvo en caso de emergencia.

ARTÍCULO 90. APAGADO DE MOTOR EN LUGARES CERRADOS Y GASOLINERAS. Aún cuando el conductor no abandone su puesto, deberá parar el motor si se encuentra detenido, por la causa que fuere, por un tiempo superior a dos minutes en el interior de un túnel de un estacionamiento cerrado o de otro espacio cerrado, manteniendo encendida, si fuere necesaria la iluminación de posición y no lo pondrá en marcha hasta que pueda continuar circulando.

Para cargar combustible en el depósito de un vehículo automotor, debe este hallarse con el motor apagado. Queda prohibido que los expendedores de combustibles faciliten el producto a vehículos automotores de conductores que no hayan apagado el motor.

CAPÍTULO XI: CINTURONES, CASCOS Y OTROS ELEMENTOS DE SEGURIDAD

ARTÍCULO 91. OBLIGATORIEDAD DE SU USO. Los conductores de vehículos automotores y moto bicicletas están obligados a utilizar los elementos de seguridad establecidos en este capitulo, y serán responsables de que el resto de pasajeros los usen adecuadamente.

ARTÍCULO 92. CINTURONES DE SEGURIDAD U OTROS SISTEMAS DE PROTECCIÓN. Todo vehículo con cuatro ruedas o más tendrá cinturones de seguridad de dos o tres puntos de sujeción en los asientos delanteros. Si estos asientos estuvieren ocupados, es obligatorio utilizarlos, teniéndolos correctamente abrochados y tensados, según las especificaciones del fabricante.

Si el vehículo poseyera cinturones de seguridad en otros asientos, los ocupantes de éstos estarán obligados a utilizarlos.

ARTÍCULO 93. EXCEPCIONES DE UTILIZACIÓN DE CINTURONES DE SEGURIDAD. No obstante lo dispuesto en el artículo anterior, podrán circular sin cinturones de seguridad u otro elemento de retención autorizado:

a) Los conductores al efectuar maniobras de retroceso o de estacionamiento.
b) Los conductores y ocupantes cuya estatura sea inferior a 1.50 metros
c) Las mujeres embarazadas.
d) Las personas provistas de un certificado de exención por razonas medicas o en atención a su condición de disminuido físico.
e) Motocicletas, vehículos agrícolas (tractores o similares)
f) En caminos de terrecería.

La excepción alcanzará también cuando circule en varias urbanas, sin embargo no en autopistas ni en vías rápidas:

1) Los conductores de taxis cuando estén de servicio.
2) Los distribuidores de mercancías, cuando realicen sucesivas operaciones de carga y descarga en lugares situados a corta distancia unos de otros.
3) Los conductores y ocupantes de vehículos de emergencia; y,
4) El acompañante de un alumno o aprendiz poseedor del permiso de aprendizaje.

ARTÍCULO 94. CASCOS. El conductor o el pasajero de moto y moto bicicleta está obligado a usar el casco protector, siempre que circule en la vía pública.

CAPÍTULO XII: COMPORTAMIENTO EN ACCIDENTES Y EMERGENCIAS

ARTÍCULO 95. NORMAS DE CONDUCTA PARA PERSONAS IMPLICADAS EN UN ACCIDENTE DE TRÁNSITO. Los conductores de vehículos y peatones implicados en un accidente de tránsito, si no resultaren ellos mismos con lesiones serias que requieran de atención inmediata, deberán proceder de la siguiente manera:

a) Detenerse y encender las luces de emergencia para que no se cause un nuevo problema para la circulación
b) Tomar las medidas necesarias mediante la señalización de emergencia (triángulos reflectivos) para evitar que ocurra otro accidente. Estos deberán colocarse en un lugar que permita a otros usuarios de la vía, reconocer el accidente y continuar su marcha con la debida precaución
c) Los conductores de los vehículos implicados en un accidente de tránsito tendrán la obligación, en la medida de lo posible y si su salud lo permite, de retirar los residuos, las partes o cualquier otro material que se hubiera esparcido en la vía pública debido al accidente.

ARTÍCULO 96. DETENCIÓN POR FALLAS MECÁNICAS 0 CAÍDA DE LA CARGA. Si por causa de accidente o avería un vehículo o su carga obstaculizaren la calzada, el conductor, tras señalizar el vehiculo o el obstáculo creado, adoptará las medidas necesarias para que sea retirado en el menor tiempo, debiendo sacarlo de la circulación y situarlo, cumpliendo las normas de estacionamiento, en la medida de lo posible.

La señalización de emergencia consiste en:

a) Encender las luces de emergencia del vehículo al detenerse.
b) En vías de un sentido de circulación, situará atrás del vehículo y en la orilla de la calzada señales de emergencia (triángulos reflectivos)
c) En vías de dos sentidos de circulación, situará las señales de emergencia correspondientes, una de las cuales dirigida al otro sentido de circulación sobre la orilla derecha de la parte de la calzada.
No se consideran como señales de emergencia: ramas de árboles, rocas, piedras, o cualquier otro objeto o cosa similar que ponga en riesgo la seguridad del tránsito.

El vehículo detenido debe ser posicionado en el Iugar que cause menor obstáculo a la circulación; por lo lento, podrán utilizarse, excepcionalmente, arcenes, arriates, camellones e isletas canalizadoras para este efecto o de no ser posible otra opción, el carril al borde derecho de la calzada. Queda terminantemente prohibido dejar detenido un vehículo por fallas mecánicas o caída parcial o total de la carga en el carril situado más a la izquierda de la calzada, especialmente en autopistas, vías rápidas y túneles. También se prohíbe el estacionamiento en Iugar no permitido, simulando una falla mecánica.

ARTÍCULO 97. PROHIBICIÓN DE REPARAR VEHÍCULOS EN LA VÍA PÚBLICA. En la vía pública, solamente se podrá efectuar reparaciones a vehículos cuando estas se deban a una emergencia. Sin embargo, el tiempo máximo que puede permanecer un vehículo en esta situación es de 2 horas en áreas urbanas y 12 horas en extraurbanas. Después de este tiempo se prohíbe las reparaciones y el conductor o el propietario deberá hacer remolcar el vehículo por una grúa en un lugar fuera de la vía pública a su costa.

En vías urbanas importantes de mucho tránsito, la autoridad correspondiente podrá prohibir completamente el derecho a reparaciones de emergencia en la vía pública y ordenar el remolque inmediato del vehículo hacia otra vía secundaria, servicio que deberá pagar el conductor en el instante, sin perjuicio de la multa a la que se hiciere acreedor.

Los talleres o negocios que se dediquen a la reparación de vehículos, bajo ningún concepto ni excusa podrán utilizar las vías públicas para ese objeto. De darse el caso, los agentes de tránsito remitirán a los depósitos respectivos los vehículos que se estuvieren reparando, adicionando los costos de este operativo a la multa reglamentaria.

ARTÍCULO 98. REMOLQUE DE VEHÍCULOS AVERIADOS. El remolque de un vehículo averiado o accidentado sólo deberá realizarse por grúas u otros medios análogos. Excepcionalmente, en aras de no entorpecer la circulación, se permitirá el arrastre por otros vehículos, pero sólo hasta el Iugar más próximo donde pueda quedar convenientemente inmovilizado y sin molestar el tránsito. En caminos, excepcionalmente, también podrá ser arrastrado el vehículo hasta el Iugar más próximo en que pueda ser reparado. En ningún caso, se aplicarán estas excepciones a las autopistas, vías rápidas y túneles.

Véase también

98_-_Titulo_V

Herramientas personales
Proyecto realizado por:
Asociación Española de la Carretera
proy. TSI-070100-2008-50
financiado por:
Ministerio de Industria Turismo y Comercio
IV Edicin del "Premio Internacional a la Innovacin en Carretera Juan Antonio Fernandez del Campo"