Mezclas bituminosas para capas de rodadura. Mezclas drenantes y discontinuas. Control de ejecución

De Wikivia

Share/Save/Bookmark

Contenido

Concepto

El control de ejecución de una mezcla bituminosa para capa de rodadura se divide fundamentalmente en el control de fabricación y el de su puesta en obra.

Fabricación

En el control de fabricación se debe comprobar, en primer lugar, el buen funcionamiento de los elementos de la central de fabricación, especialmente el de los sistemas de dosificación y de los indicadores de temperatura, para lo que semanalmente se realizará la verificación de la precisión de las básculas y del correcto funcionamiento de los indicadores de temperatura. Con el mismo objetivo, se realizarán, diariamente, las siguientes determinaciones:

  • Se tomarán un mínimo de dos muestras, una por la mañana y otra por la tarde, de la mezcla de áridos en frío antes de su entrada en el secador, y se determinará su Granulometría y su equivalente de arena y, en su caso, el Indice de azul de metileno.
  • Se tomará al menos una muestra de los áridos en caliente y se determinará su granulometría.
  • En centrales de mezcla continua se calibrará el flujo de la cinta suministradora de áridos, para lo que se detiene cuando está cargada de áridos y se pesa el material existente en la longitud elegida.

En el control de fabricación también se incluye el control sobre la mezcla fabricada. Para ello, a la salida del mezclador o silo de almacenamiento, sobre cada elemento de transporte se controlará el aspecto de la mezcla; rechazándose las mezclas segregadas, con espuma o cuya envuelta no sea homogénea; y del mismo modo se controlará su temperatura, rechazándose las mezclas carbonizadas o sobrecalentadas. También se controlará la humedad.

Sobre la mezcla fabricada también se controlará el contenido en ligante y la granulometría de los áridos, con la frecuencia correspondiente al nivel de control y al nivel de conformidad, con las siguientes tolerancias admisibles, respecto a la granulometría de la fórmula de trabajo, referidas a la masa total de áridos, incluido el polvo mineral:


Tamiz UNE >2 mm 2 mm <2 mm y >0,063 mm 0,063 mm
Tolerancia ±4% ±3% ±2% ±1%


La tolerancia admisible en cuanto a la dotación de ligante hidrocarbonado de la fórmula de trabajo será del 3 por mil en masa del total de mezcla bituminosa, incluido el polvo mineral. Siempre sin bajar del mínimo especificado para el tipo de capa y de mezcla de que se trate.

En el caso de mezclas que dispongan de Marcado CE se deberá llevar a cabo la verificación documental de que los valores declarados en los documentos que acompañan al marcado CE cumplen las especificaciones establecidas en el Pliego de Prescripciones Técnicas Generales para Obras de Carreteras y Puentes (PG-3) y en el Pliego de Prescripciones Técnicas Particulares del proyecto.

Sin embargo, el Director de Obra podrá disponer la realización de comprobaciones o ensayos adicionales, que serán obligatorios para las mezclas que no dispongan de marcado CE para las categorías de tráfico pesado T00 a T31. Estos ensayos adicionales se realizarán con la frecuencia correspondiente al nivel de control y al nivel de conformidad, y sobre las probetas y condiciones de ensayo utilizadas en la obtención de la fórmula de trabajo se determinarán las siguientes características de la mezcla:

  • En mezclas discontinuas, resistencia a las deformaciones plásticas mediante el Ensayo de pista de laboratorio, y en las de tipo BBTM B, además, escurrimiento del ligante
  • En mezclas drenantes, pérdida de partículas y escurrimiento del ligante.

En el caso de cambiar la procedencia o cuando el Director de Obra lo considere oportuno, se determinará la resistencia conservada a tracción indirecta tras inmersión.

Puesta en obra

El control de ejecución durante la puesta en obra se divide a su vez en el control de la extensión de la mezcla y en el control de compactación de la misma.

En la extensión se comprobará el aspecto de la mezcla y se medirá su temperatura antes de verter la mezcla desde el equipo de transporte, así como la temperatura ambiente, que en el caso de ser inferior a 8°C no se permitirá la extensión de la mezcla.

Al menos una vez al día y al menos una vez por lote, considerando como lote el definido en el control de recepción de la unidad terminada, se tomarán muestras, preparándose probetas sobre las que se determinará el contenido de huecos y la densidad aparente. Para cada uno de los lotes se determinará la densidad de referencia para la compactación, en el caso de mezclas tipo BBTM A, o el porcentaje de huecos de referencia para la compactación, para mezclas de tipo BBTM B y drenantes.

También se realizarán ensayos de comprobación de la dosificación de ligante y de la granulometría de los áridos extraídos, si el Director de Obra lo estima conveniente. Además, se realizará periódicamente el espesor de la capa extendida, con la frecuencia que indique el Director de Obra.

Para el control de la compactación, lo que se hará será comprobar la composición y forma de actuación del equipo de compactación, en la que se debe verificar:

  • Que el número y tipo de compactadores son los aprobados
  • El funcionamiento de los dispositivos de humectación, limpieza y protección
  • El lastre y peso total de los compactadores
  • El número de pasadas de cada compactador

Con la frecuencia necesaria se comprobará la permeabilidad de la capa durante su compactación en mezclas del tipo BBTM B y drenantes.
También se deberá medir la temperatura en la superficie de la capa al terminar la compactación.

Véase también

Herramientas personales
Proyecto realizado por:
Asociación Española de la Carretera
proy. TSI-070100-2008-50
financiado por:
Ministerio de Industria Turismo y Comercio
IV Edicin del "Premio Internacional a la Innovacin en Carretera Juan Antonio Fernandez del Campo"