Lluvia (efectos)

De Wikivia

Share/Save/Bookmark

Concepto

La precipitación de agua en forma líquida es el factor meteorológico más influyente sobre el diseño de la carretera, ya que afecta de forma directa a un gran número de factores de la vía y de la conducción de los propios usuarios.
Entre las variables que resultan más afectadas pueden distinguirse las siguientes:

  • Visibilidad. La visibilidad se ve afectada principalmente de dos formas: reducción de la visibilidad debido a la propia lluvia y reducción de la visibilidad debido a las salpicaduras de los neumáticos.  Sobre este fenómeno influyen características de la vía tales como el sistema de drenaje y el firme (en especial la capa de rodadura, aunque no únicamente). También es más severo este fenómeno tras el paso de vehículos pesados que tras vehículos ligeros.
  • Resistencia al deslizamiento. En condiciones de pavimento húmedo, la resistencia al deslizamiento, que es la que permite que los neumáticos se adhieran correctamente a la superficie de rodadura, disminuye. Esta disminución no es lineal con la cantidad de precipitación acumulada.
  • Drenaje. Los sistemas de drenaje se dimensionan directamente según el régimen de precipitaciones de la zona, además de tener en cuenta la orografía.
  • Materiales. Los materiales de construcción de las carreteras, tanto del propio firme como las de la plataforma y rellenos, tienen que tener en cuenta el régimen de precipitaciones de la zona, fundamentalmente por su erosionabilidad.
Con el fin de determinar el uso de ciertos materiales y procedimientos constructivos, la Norma 6.1 IC determina siete zonas pluviométricas en España. Se muestran en el siguiente mapa:
Mapa de lluvias en España (6.1 IC)

 

Por todo ello es preciso disponer de un adecuado sistema de drenaje de la carretera. Un inadecuado sistema puede conllevar los siguientes inconvenientes:

  • Riesgos para la circulación, como deslizamiento, aumento de la incomodidad y seguridad por las salpicaduras del vehículo anterior, y cortes de carretera.
  • Daños a la infraestructura (explanaciones), como asientos en los rellenos, inestabilidad o erosiones en los taludes, y disminución de la capadidad de soporte en las explanadas.
  • Daños a la superestructura (firmes).  Ejemplos de ello son progresión de las grietas, contaminación de las capas granulares, erosión interna de estos materiales y de algunos suelos, separación de las capas de firme, etc.
  • Daños a la propia obra de drenaje y a los cauces: erosiones y socavaciones, o aterramientos.
  • Daños a terceros. En general hace referencia a las superficies que puedan quedar inundadas como consecuencia de la obstaculización del paso del agua que la propia infraestructura supone, o como consecuencia de un desvío erróneo del agua recogida por los elementos de drenaje de la misma.


Véase también

 

Herramientas personales
Proyecto realizado por:
Asociación Española de la Carretera
proy. TSI-070100-2008-50
financiado por:
Ministerio de Industria Turismo y Comercio
IV Edicin del "Premio Internacional a la Innovacin en Carretera Juan Antonio Fernandez del Campo"