Enlace tipo trébol modificado

De Wikivia

Share/Save/Bookmark

Definición y tipología de enlace


El trébol es un tipo de Enlace completo, es decir, todas las interferencias o encuentros entre dos o más vías se resuelven mediante el paso a distinto nivel del tronco central de alguna de las vías confluyentes. Es por esto que en ningún momento se producen cruces de trayectorias ni puntos de parada de alguna de las corrientes de tráfico.

Este Nudo da solución a la concurrencia de cuatro ramales, con lo que las posibilidades de movimiento en el enlace son doce: 4 giros a derechas que se realizan mediante giros directos, 4 a izquierdas que se hacen con lazos y 4 movimientos de paso. Además, muchos ofrecen la posibilidad de hacer cambios de sentido.

Dentro del enlace tipo trébol se encuentran los de trébol modificado en los que en uno o dos ramales de giro a izquierdas se sustituye el lazo por otro ramal más funcional, como uno circular o uno semidirecto.

Ramal_en_circulo_para_girar_a_la_izquierda.jpg

El giro circular a izquierdas (que al igual que el lazo es un tipo de giro inverso) consiste en que la salida y llegada se realicen por la derecha.

En cambio en el giro semidirecto también a izquierdas (que es un tipo de giro indirecto) se realiza la salida por la derecha y la incorporación por la izquierda, o viceversa.

Esto puede ser necesario cuando uno o dos de los ramales tiene mucha más afluencia de tráfico que el resto.

Aquí se puede observar ejemplos de variantes de tréboles:

                          

          Trébol modificado con un ramal sin lazo                                                      Variante del trébol en el que dos lazos se sustituyen

                                                                                                                         por dos círculos de forma que los giros a izquierda se

                                                                                                                         realicen mediante enlaces de mayor capacidad. Se

                                                                                                                         sustituyen aquellos movimientos a izquierda que

                                                                                                                         tengan mayor intensidad.


En la siguiente foto podemos ver detalladamente los posibles movimientos a derechas del enlace tipo trébol modificado con un ramal sin lazo. También se observan los puntos de conflicto de dicho enlace.

TREBOL_MODIFICADO_A_DERECHAS_CONFLICTO.JPG

Del mismo modo podemos observar los posibles movimientos del giro a izquierdas, que en este caso solo es uno.

TREBOL_MODIFICADO_A_IZQUIERDAS.JPG

En situaciones de restricción de suelo, el trébol completo es la solución de más fácil comprensión y mejor funcionamiento para una intersección entre autopistas, pero el trébol modificado se adapta mejor en situaciones con menor disponibilidad del mismo. Estos enlaces ofrecen la solución más compacta pero la menos funcional: los lazos que nos permiten el giro a izquierdas nos obligan a completar para ello 270º grados a la derecha.


Croquis del nudo


A continuación se muestra un croquis de un trébol modificado con un ramal sin lazo y posteriormente otro con dos ramales sin lazo. En ambos, se han sustituido estos ramales por giros circulares.


   



Características y funciones principales


El trébol modificado, como se ha explicado previamente, se presenta como solución donde no se puedan admitir cruces a nivel en ninguna de las dos carreteras y la intensidad de algún giro a la izquierda rebase la capacidad de un lazo. Este tipo no puede resolverse con una sola obra de paso y el giro o giros a la izquierda de mayor tráfico se proyectan con ramales de mayor capacidad que el lazo. Si solo es un giro, se suele usar un circular con tres obras de paso.

Donde haya dos o más giros a la izquierda, aumentará el número de obras de paso necesarias con el consiguiente encarecimiento de obra. Según sea la situación de estos giros a modificar, dan lugar a varios tipos de tréboles modificados.

Si los giros están en cuadrantes opuestos se pueden emplear unas asas exteriores quedando el enlace en forma de media estrella (figura izquierda), con una obra de paso de tres niveles y otras tres más pequeñas.

   

    

            Variante tipo media estrella                                                       Variante tipo media turbina


Si están en cuadrantes adyacentes, pueden proyectarse unos ramales circulares con un total de seis obras de paso, quedando un enlace con forma de media turbina (figura de la derecha).        

En el caso de que todos los giros a la izquierda fuesen importantes, pasarían a dejar de tener forma de “tréboles”, adquiriendo otros diseños según los tráficos de paso fuesen mayores o menores que los de los giros a izquierdas.
En general, un enlace ocupa bastante superficie con el consiguiente coste de la obra, por lo que a veces puede ceñirse el ramal directo al lazo interior haciendo una curva en S que disminuye la ocupación pero también la funcionalidad y seguridad de éste.

En lo que a funcionalidad respecta, todos los enlaces presentan un punto crítico en cuanto a capacidad y seguridad. En cualquier caso, se debe procurar siempre que la circulación sea fluida, económica y segura, por lo que deberá analizarse buscando un equilibrio aceptable entre funcionalidad, seguridad y coste.

El trébol modificado realiza todos sus giros a la derecha mediante ramales directos en los que resalta la sencillez y la uniformidad, dos requisitos funcionales básicos. Es a la hora de diseñar los giros a la izquierda cuando los radios de los lazos se reducen, obligando a una baja velocidad específica y por tanto a una limitación de capacidad. Ello afecta a la funcionalidad del enlace.

Para subsanarlo, los giros a la izquierda de tráficos importantes se proyectan con otros tipos de ramales. Suelen colocarse ramales circulares que admiten mayor intensidad sin reducir en exceso las velocidades de las vías principales que cruzan, facilitando así las salidas y entradas a ellas.

Pero por otro lado, estas modificaciones generan una falta de uniformidad en el enlace pues se crean zonas con una sola salida por la derecha delante de un paso superior y otras en las que se intercala esta misma salida con otra justo detrás del paso superior. Esta falta de uniformidad incomoda al usuario y debe analizarse y diseñarse evaluando las ventajas e inconvenientes de cada propuesta.

Por otro lado, si el trébol modificado tiene lazos en cuadrantes adyacentes, en alguna de las calzadas habrá una entrada delante de la obra de paso seguida de una salida detrás de ésta. Se origina entonces un tramo de trenzado por la contigüidad de ambas, en el que si la suma de las intensidades de los tráficos que giran en los lazos rebasa unos 1000 vehículos/h, suele funcionar mal.

El trébol modificado, fuera de poblado puede representar una solución para el cruce de dos autopistas o autovías con tráfico no muy intenso donde sólo uno o dos de los giros a la izquierda predomine sobre los demás.

Sin embargo, no será aconsejable en las zonas urbanas pues los vehículos llegarían a ellos agrupados por la acción de los semáforos cercanos, que provocan una circulación discontinua. Esta agrupación dificultaría los trenzados entre las parejas de lazos adyacentes y por tanto su funcionamiento.


Ventajas e inconvenientes de este tipo de enlace


El trébol modificado presenta tres ventajas fundamentales:
• Pueden resolver todos los movimientos, incluso el cambio de sentido, sin solución de parada.
• Tienen gran capacidad para el tráfico rodado y mantienen el nivel de servicio de las vías confluyentes.
• Reducen el número y la peligrosidad de los accidentes.

Y por contra tiene una serie de inconvenientes que es importante tener en cuenta:

• Requieren una amplia ocupación de suelo.
• Tienen un alto costo constructivo.
• Pueden tener impactos estéticos importantes.
• Resuelven mal el paso de los peatones.


Seguridad vial y mejora


Dando paso a la seguridad en la carretera diremos que es un aspecto esencial de su diseño. Para poder establecer esta seguridad conviene aplicar la simplicidad y uniformidad en toda y cada uno de los tramos que forman una carretera.

Sin embargo, aplicar la teoría a la práctica no es tan sencillo cuando se trata de construir un enlace, con el objetivo de facilitar un nudo entre dos vías. En estos puntos de unión resulta más difícil de establecer la seguridad vial y por ello se han de considerar diversos factores.

Para empezar el enlace trébol modificado parte con la ventaja característica de los enlaces: no hay cruce de vías al mismo nivel. Este factor evita los puntos de conflicto predominantes en el cruce, donde las distintas trayectorias se cruzan de forma perpendicular (o casi perpendicular) y comparten espacio de la carretera. De manera que al ser el enlace un nudo a distinto nivel reduce de forma notable la peligrosidad. Por esta razón, el enlace tipo trébol se considera más seguro que, por ejemplo el de diamante, que es un enlace mixto ya que tiene ciertos cruces al mismo nivel. En un punto intermedio se encuentra el de tipo diamante de pesas donde para aumentar la seguridad se construyen glorietas que puedan canalizar de forma más segura el tráfico.


                         

              Trébol modificado                                                                                  Diamante




            Diamante de pesas


No obstante, el enlace de trébol modificado produce otros tipos de puntos conflictivos, como es el trenzado de trayectorias. Este fenómeno se da con circulaciones paralelas, principalmente cuando aparecen salidas y entradas próximas. En el caso de esta tipología aparece al menos un ejemplo de circulación paralela entre la salida y entrada de dos de los lazos. Se ha de procurar que este trenzado de trayectorias se realice sobre distancias largas de carretera, para dar tiempo al conductor de asimilar el punto conflictivo en el que está y poder actuar cautelosamente.

En general, se recomienda que la vía de mayor tráfico ocupe el nivel inferior del enlace a efectos de abaratar costes y disminuir impactos
ambientales. Esta recomendación es particularmente acertada en los casos en los que la vía discurra a nivel del terreno natural. En cuanto a la longitud de los ramales de acceso será tal que permita la deceleración o aceleración necesaria para saldar la diferencia de velocidades entre las vías o entre una vía y un punto de parada, manteniendo siempre la velocidad de parada en todo el ramal

El enlace trébol presenta otro factor de peligrosidad debido a su diseño mediante cuatro lazos. Los lazos no son considerados un tipo de enlace muy funcional o seguro, por la gran curvatura de sus trazados. Por ello, se procede con la modificación de uno de los ramales (el ramal con mayor tráfico), eliminando el lazo y sustituyéndolo por un enlace externo con un radio mucho mayor. Esto es un punto favorable para la seguridad de los vehículos, ya que se emplean curvaturas menores lo cual a su vez implica mejor visualización del trazado de la carretera. Dicha modificación se podría aplicar a otros ramales y aumentar así la seguridad, de hecho, existen tréboles con dos ramales sin lazo. No obstante, este aumento de seguridad supone un encarecimiento considerable y mayor ocupación del terreno. Este mismo problema se da si se quiere aumentar la longitud del carril de aceleración para disminuir el carácter peligroso de este punto.

Continuando con la mejora de la seguridad vial se puede añadir a las medidas ya mencionadas una señalización adecuada. Aunque este aspecto esté mejorando con el tiempo, siguen siendo diversos los puntos de la carretera donde se encuentran muchos carteles apilados justo antes del enlace. Frecuentemente el conductor no tiene tiempo de visualizar bien las señales y si no se conoce el enlace comienza la inseguridad. Una señalización clara y espaciada puede evitar muchas confusiones.

Es muy importante para la seguridad la elección de la localización de la intersección, en lo cual influye notablemente la disponibilidad del suelo.

Hay que tener también en cuenta para la seguridad las características topográficas, que pueden facilitar o dificultar la realización de algunos tipos de intersecciones, influyendo decisivamente en su costo y en el impacto visual que provocan. En general, no se recomienda situar enlaces en puntos altos o bajos que obliguen a agudas curvas verticales a alguno de los ramales.
También hay otros factores que aumentan la seguridad en un enlace como lo harían en cualquier otro tramo de la carretera: el buen estado del firme, una iluminación adecuada, la visualización correspondiente en los enlaces, barreras de seguridad y otros. Estas últimas mejoras son básicas para establecer la seguridad en la carretera. El resto sin embargo, las distancias largas en tramos de trenzado de trayectorias o incorporaciones, modificación de más ramales eliminando los lazos, el diseño con radios grandes... suponen el aumento de la seguridad con la directa consecuencia de la subida del coste, por motivos constructivos y por ocupación del terreno (la cual no es siempre viable). Por ello, a la hora de tomar estas medidas se requiere una valoración importante, y sopesar donde están los límites económicos, constructivos, funcionales y de seguridad vial en el enlace.
                    


Véase también

Enlace trompeta, Enlace direccional, Enlace omnidireccional, Enlace con los cuatro ramales iguales, Enlace tipo trébol

  Enlace medio trébol

Herramientas personales
Proyecto realizado por:
Asociación Española de la Carretera
proy. TSI-070100-2008-50
financiado por:
Ministerio de Industria Turismo y Comercio
IV Edicin del "Premio Internacional a la Innovacin en Carretera Juan Antonio Fernandez del Campo"