Diputación Provincial de Valencia (Área de Carreteras)

De Wikivia

Share/Save/Bookmark
La Excelentísima Diputación de Valencia es una Institución al servicio de los municipios de la provincia. Opera como un "Ayuntamiento de Ayuntamientos" , preservando el equilibrio interterritorial, cooperando y asesorando a los municipios y colaborando en la ejecución de obras de infraestructuras, cuya tarea sería de impensable realización con cargo a los presupuestos de los municipios con menores ingresos. De este modo, la Diputación distribuye recursos y servicios, prestando una atención muy especial a los pueblos pequeños que en el caso de esta provincia son la mayoría. La provincia de Valencia tiene en la actualidad 266 municipios. 

Contenido

Áreas de Gobierno

Área de Cooperación Municipal y Medio Ambiente

  • Caminos y Obras Viarias
  • Medio Ambiente

Área de Carreteras

La historia de carreteras, en sus orígenes Vías y Obras, está unido de manera permanente a la historia de la Diputación de Valencia, siempre al servicio de los ciudadanos, como elemento dinamizador de la economía valenciana y la integración socio cultural.

Desde 1991 hasta 1995

El 17 de julio de 1991 tuvo lugar la sesión constitutiva de la nueva corporación, despidiéndose como presidente Francisco José Blasco Castany y resultando elegida como nueva presidenta Clementina Ródenas Villena. Destaca en esta etapa el papel de la Diputación como “Ayuntamiento de Ayuntamientos” y encargada de garantizar los principios de solidaridad y equilibrio municipal y se defiende la coordinación interinstitucional.

En la Memoria de Gestión del ejercicio 1991-1992 ya se nombraba a la institución como “Diputació de València”. Esta aparecía estructurada en diez áreas de trabajo, y se enfatizaban las realizaciones llevadas a cabo en diversos ámbitos, entre ellos la amplia actividad de infraestructuras diversas.

Destacan también las actuaciones emprendidas en materia de medio ambiente.

Además, en la Memoria 1991-1992 destacan objetivos específicos que recibieron un adecuado impulso en ese año entre los cuales se encuentran la coordinación efectiva entre administraciones titulares de carreteras en la provincia (Generalitat-Diputación-MOPT), planificación conjunta con los municipios de la red viaria en zonas urbanas, mediante la presencia de los técnicos de Diputación en la Comisión Territorial de Urbanismo, interviniendo en la adecuación del urbanismo y previsión en materia de red viaria, junto con actuaciones en materia de seguridad vial. Y colaboración con otras administraciones a través de la Comisión de Tráfico y Seguridad de la Circulación Vial en la Comunidad Valenciana y colaborando en la redacción del Plan de Seguridad Vial de la Comunidad Valenciana, integrando las tres administraciones.

Se elaboró en esta época un Avance Propuesta de Programa de Actuaciones en carreteras provinciales a cuatro años, 1992-1995. Dentro de los trabajos previos al programa se elaboraron documentos como:

  • Inventario de carreteras provinciales.
  • Inventario de (antiguas) casetas de peones.
  • Relación de carreteras de próxima transferencia a otras administraciones o a desafectar de la red provincial.
  • Actuaciones necesarias de eliminación de vados en barrancos (necesidad de construcción de nuevos puentes).

Para el 1992-1995 se programan veinte actuaciones en puentes para mejorar notablemente las comunicaciones y accesibilidad de los municipios de la provincia de Valencia.

Destaca también en este año la intervención en el estudio y análisis de trazados alternativos de la autovía Valencia-Madrid (N-III) en el tramo Montalvo-Caudete. El estudio, aprobado en sesión plenaria de 23 de enero de 1992 por unanimidad de todos los grupos políticos fue remitido al MOPT en el proceso de información pública. Las conclusiones establecidas en el mismo fueron coincidentes con la Consellería de Obras Públicas de la Generalitat Valenciana y con la opinión pública de Valencia.

Este mismo año mediante convenio entre las administraciones del Estado, Autonómica y Local se formaliza el programa PENVA (Plan de Emergencia Nuclear Valenciano) entre:

  • Ministerio de Interior (MI)
  • Ministerio de Obras Públicas, Urbanismo y Transportes (MOPT)
  • Ministerio para Administraciones Públicas (MAP)
  • Generalitat Valenciana
  • Diputación de Valencia

Dicho programa pretende dotar al área de influencia de la central nuclear de Cofrentes (Valle de Ayora) de una red de conservación para su empleo eficaz en caso de accidente, facilitar el acceso a la misma desde los servicios de intervención y la realización de la evacuación si fuese necesario, como una de las medidas de protección de la población, si fuese necesario. Por parte de la Diputación de Valencia se elaboran los proyectos de mejora y pavimentación de las denominadas “Rutas de aviso” a la población afectada, rutas viales de titularidad municipal.

En esta época, la extensa red provincial (2.000 km) de carreteras mantiene un elevado número de vados, debidamente señalizados, iniciándose un programa de eliminación de los mismos.

En el ejercicio 1992-1993 el medio ambiente y los recursos naturales fueron uno de los territorios más trabajados por la acción de la corporación provincial, con la realización de nuevas obras e infraestructuras (parques nuevos, reformas y mejoras, implantación de una nueva red de comunicaciones y de red informática).

En el campo de previsión económica y de hacienda, debe destacarse el esfuerzo presupuestario en las dotaciones para los Planes de Cooperación Municipal, construcción de carreteras provinciales, Impulso Económico Local, S.A. (IMELSA) y Programa Operativo Local.

La Diputación continuó con su Programa de Inversiones 1992-1995, que implica básicamente tres ejes: actuaciones en materia de seguridad vial, mejora de infraestructuras en cuanto a prevención de avenidas (construcción de nuevos puentes) y la conservación y mejora de la red, lo que supone unas inversiones cercanas a los 2.000 millones de pesetas.

Se marcaba como objetivo general del Área de Carreteras la actuación sobre las carreteras de titularidad provincial, concretamente en su planificación, proyecto, construcción y conservación, así como una adecuada explotación (uso y defensa).

En este bienio 1992-1993 se continuó con el Programa de inversiones y se dio también especial dedicación a la detección, estudio y resolución de los problemas de seguridad vial, coordinación efectiva entre administraciones titulares de carreteras en la provincia, así como en los municipios, mejora de la comunicación de las realizaciones a la sociedad, implantación tecnologías más novedosas en firmes de carreteras y tipologías de puentes y medidas de seguridad, mejoras notables en la dotación de medios de trabajo y en la adecuación de locales a las necesidades actuales.

Las actuaciones más relevantes durante el bienio 1992-93 fueron:

  • La construcción de once nuevos puentes
  • Las mejoras de señalización y seguridad vial que han ido implantándose en la red provincial, destacando la adopción de glorietas giratorias en intersecciones de gran complejidad y potencial siniestralidad

En el último tramo de esta etapa se le dio un gran impulso a la elaboración del Programa de Inversiones 1992-95 en carreteras provinciales, como documento consensuado con los municipios y con la total aceptación de todos los grupos políticos.

Dicho programa constaba de los siguientes subprogramas:

  • Acondicionamiento de la red
  • Reposición y conservación
  • Actuaciones en medio urbano
  • Mejora de seguridad vial
  • Mejora infraestructuras para la prevención de avenidas
  • PENVA

Las prioridades establecidas en el Programa de Inversiones 1992-95, de acuerdo con las directrices de coordinación Generalitat Diputación fueron, con unas inversiones de al menos 2.000 millones de pesetas anuales, las siguientes:

  • Actuaciones en materia de seguridad vial
  • Mejora de infraestructuras en cuanto a prevención de avenidas (construcción nuevos puentes)
  • Conservación y mejora de la red

Desde 1995 hasta la actualidad

En conjunto en esta última etapa y hasta la actualidad la red de carreteras española ha alcanzado unos 163.000 km. Esta red comprende autopistas de peaje, autopistas libres, autovías, carreteras de doble calzada y carreteras convencionales y está integrada por carreteras que dependen de la Administración Central, Autonómica y Provincial.

La Administración Central tiene bajo su competencia las carreteras que forman parte de la red de Interés General del Estado, entendiendo como tal las que enlazan entre sí las diversas Comunidades Autónomas y grandes centros urbanos y dan acceso a los puntos fronterizos, puertos y aeropuertos de interés general.

Las carreteras no integradas en el, han pasado a constituir la red de carreteras de titularidad autonómica y provincial que son en gran medida las que vertebran el territorio provincial.

La red queda integrada por las siguientes redes:

  • Red de carreteras del estado: compuesta por unos 24.000 km de carreteras de titularidad estatal y gestionados por la Dirección General de Carreteras del Ministerio de Fomento.
  • Redes a cargo de las Comunidades Autónomas: Integradas por carreteras cuya función en el sistema de transporte afecta a una solo Comunidad Autónoma y cuya titularidad y gestión administrativa depende de las Comunidades Autónomas. Comprende unos 71.000 km.
  • Redes de las Diputaciones Provinciales o Cabildos Insulares. Integradas por carreteras de tipo local y cuya titularidad y gestión administrativa corresponde a las Diputaciones y Cabildos Insulares. Totalizan unos 68.000 km.

Particularmente para las carreteras existentes en la provincia de Valencia las tres redes diferenciadas por su titularidad tienen las siguientes longitudes:

  • Red de Interés General del Estado (RIGE), dependiente del entonces Ministerio de Obras Públicas, Transportes y Medio Ambiente, con 721 kilómetros de longitud.
  • Red autonómica, dependiente de la entonces Consellería de Obras Públicas, Urbanismo y Transportes (Generalitat Valenciana), con 822 kilómetros de longitud.
  • Red provincial, dependiente de la Diputación de Valencia, con 1.986 kilómetros de longitud.

Como puede verse, la Diputación de Valencia gestiona más de la mitad de la longitud de carreteras de la provincia, situándola entre las cinco primeras diputaciones de todo el estado en cuanto a kilómetros de carreteras bajo su competencia. La Provincia de Valencia figura con una densidad de 0,18 km por km2 y 0,91 km por cada 1000 habitantes.

Por medio de la red gestionada por la Diputación se comunican 135 pueblos y ciudades de la provincia de Valencia, más del 51% de los municipios de la provincia. En algunas comarcas (Camp de Túria; Requena-Utiel; Hoya de Buñol) llega a formar una red relativamente densa, mientras que en otras la integran una serie de ramales de acceso a las poblaciones, constituyendo así un complemento a las redes estatal y autonómica.

Para primar la interconectividad y accesibilidad entre los núcleos de población, la red se estructura en dos subredes: la primaria y la secundaria. La primaria constaba de 44 carreteras con un 35% de los kilómetros y la secundaria con 256 carreteras con un 65% de los kilómetros.

En los últimos años se han ido produciendo diversas transferencias de carreteras, unas impuestas por la aprobación del II Plan de Carreteras de la Generalitat Valenciana (Decreto nº 23/1995 de 6 de marzo), así como del Catálogo del Sistema Viario de la Comunidad Valenciana y otras de común acuerdo con otras administraciones. Se está trabajando en la actualización del catálogo de la red de la Diputación de Valencia.

Se ha procedido al inventario de la red, elaborándose el último Inventario Visual en el año 2003 procediéndose a su actualización.

La red gestionada por la Diputación de Valencia, está estructurada en seis demarcaciones:

  1. Demarcación de Villar
  2. Demarcación de Serra
  3. Demarcación de Requena
  4. Demarcación de Buñol
  5. Demarcación de Alzira
  6. Demarcación de Alcudia

En 1993 comenzó dentro del Área de carreteras el trabajo para la elaboración de documentos de planificación exclusiva de Seguridad Vial, con el Primer Programa de Actuaciones Específicas. Desde 1995, además del programa de actuaciones de seguridad vial, se elaboró el Programa de Seguridad Vial correspondiente, donde se desarrollaba el contenido de su correspondiente programa de actuaciones, y se realizaba un estudio más detallado de la accidentalidad.

En los últimos años se ha pretendido reforzar los mecanismos de detección, análisis y diagnóstico de la accidentalidad, puestos en funcionamiento en ejercicios anteriores, para permitir solucionar, cada vez más ágilmente, los problemas de seguridad vial que aparecen en la Red, manteniendo el esfuerzo de aumentar los recursos de todo tipo destinados a las labores específicas de seguridad vial.

Los objetivos han continuado siendo los siguientes:

Actuaciones para mejorar la seguridad vial, en puntos con problemas de accidentalidad (curvas, intersecciones,...)

Ejecución de pequeñas actuaciones en travesías.

Continuar con la mejora de las características superficiales de los pavimentos mediante diferentes tratamientos según el caso.

Ampliación de plataformas mediante la construcción de arcenes

Las actuaciones que son de entidad suficiente, pero que no requieren de un proyecto constructivo, han sido ejecutadas directamente por la conservación integral, realizándolas en un plazo más corto. Las actuaciones previstas son ejecutadas previa realización de un proyecto en los casos que lo requieran.

En la resolución de problemas más complejos, y sin perjuicio de agotar los recursos de choque, la solución definitiva pasa necesariamente por una dilación en el tiempo para estudiar el problema a fondo, diseñar la actuación y, finalmente, ponerla en práctica. Se trata de soluciones a medio o largo plazo como puedan ser los proyectos constructivos destinados a la modificación de las características superficiales del pavimento, la geometría de la carretera o a la ejecución de obras de fábrica. Se trata de realizar actuaciones específicas de seguridad vial por proyectos constructivos programados.

En un año de los actuales, el presupuesto total que se estima dedicado a estas actuaciones de seguridad vial es alrededor de los tres millones de euros.

Con fecha 29 de abril de 2002, se firma el Convenio de Colaboración entre la Dirección General de Tráfico y la Diputación Provincial de Valencia, con el objetivo prioritario el conseguir una reducción de accidentes de circulación en las carreteras dependientes de la Diputación.

Según la Memoria del 2004, la asignación presupuestaria del citado Convenio para el año 2004 fue de seiscientos un mil doce con diez Euros (601.012,10 € ), y una participación por Administración del 50%, incluyendo la redacción y ejecución de proyectos que incluyan obras necesarias para la mejora de aquellos aspectos de la red viaria que más directamente pueden influir en que se produzcan los accidentes de circulación.

Se programan las actuaciones a realizar comprendiendo entre otras actuaciones en materia de señalización vertical, horizontal, balizamiento, elementos de protección, iluminación, pavimento, obras de modificación de trazado y obras de mejora de seguridad vial y elementos de protección.

En esta última etapa, en relación con la actividad del Área en cuanto al uso y defensa de las carreteras, la explotación de una carretera comprende las operaciones de conservación y mantenimiento, las actuaciones encaminadas a la defensa de la vía y a su mejor uso, incluyendo señalización, balizamiento, ordenación de accesos, regulación del uso de las zonas adyacentes; necesarias para proporcionar al usuario a lo largo del tiempo un servicio que permita disfrutar de una circulación fluida, segura y cómoda. Estas actividades dependen de la Unidad de Planificación del Área de Carreteras, las actuaciones más importantes que se realizan relativas al uso y defensa de la carretera en la actualidad son:

  • Vigilancia permanente de la carretera.
  • Control de las obras que se realizan por terceros, en la carretera y en sus zonas adyacentes, así como la instalación de publicidad en sus márgenes.
  • Control del transporte con dimensiones o carga superior a la autorizada.
  • Informes técnicos sobre solicitudes de autorizaciones que afecten a la carretera o a sus zonas de influencia y posterior control de éstos.
  • De las actuaciones, obras, instalaciones o actividades que afectan a la carretera y zonas de influencia solicitadas por entidades y particulares.
  • Ordenación de accesos construidos por terceros.
  • Transportes especiales.
  • Informes técnicos de las actas de denuncias a través de expedientes sancionadores, sobre las infracciones tipificadas en la Ley 6/1991 de Carreteras de la Comunidad Valenciana, además de los informes técnicos sobre las alegaciones que realizan los imputados.
  • Valoración de daños producidos a elementos funcionales o estructurales de la carretera, por los usuarios de la misma.
  • Informes técnicos sobre expedientes informativos:
  • Coordinación con otras administraciones públicas.
  • Informes a la Conselleria d´Industria i Energia para legalización de líneas eléctricas.
  • Información al usuario.
  • Informes a la Conselleria de Territori i Habitatge sobre actividades en suelo urbanizable.

En cuanto al mantenimiento de la red, a partir del ejercicio 1998 se fueron introduciendo en la Diputación de Valencia, sistemas de gestión del mantenimiento de la red de carreteras que se venían utilizando en otras administraciones, consistentes en la contratación de empresas constructoras para la conservación de la red.

No obstante, esta implantación, se ha mantenido la estructura clásica de mantenimiento con medios propios, optando por un redimensionamiento de las Brigadas de Conservación y llegando a un sistema mixto de en el que parte de las labores se realizan por medios propios y aquéllas que se escapan de la funciones de las Brigadas, se realizan por empresas externas.

Se ha primado la función de los medios propios en la pronta atención de las situaciones singulares y de emergencia ya que su distribución geográfica permite la urgente atención cuando resulta necesario por lluvias, nieve, desprendimientos u otro tipo de incidencias en la carretera.

Estas Brigadas de Conservación, están ubicadas en las localidades de Villar del Arzobispo, Bétera, Utiel, Buñol, Alzira y l’Alcúdia de Crespins.

Cada Brigada de Conservación está compuesta por una plantilla de 14 personas, junto con el material, maquinaria y medios auxiliares necesarios, lo que permite atender los trabajos que realizan y tienen encomendados. Por medio de las Brigadas de Conservación se atienden situaciones extraordinarias para prevenir o reparar siniestros u otros daños extraordinarios y urgentes tales como hielo y/o nieve en la calzada, accidente de tráfico, lluvias y arrastres y desprendimientos y desperfectos varios para lo que se hace necesario trabajar también fuera de la jornada normal de las mencionadas brigadas.

En cuanto a las actividades desarrolladas desde el Área de Carreteras de la Diputación de Valencia, destaca también la labor en cuanto a participación impartiendo conferencias, realizando viajes de estudios, Comités Técnicos Españoles de la Asociación Técnica Permanente del Congreso de Carreteras (AIPCR) en los que se han integrado técnicos de la Diputación, Comité Técnico para la gestión de los Congresos de Carreteras Locales (VYODEAL), participación en Congresos de la Asociación Española de la Carreteras (AEC) y presencia en asociaciones y organismos públicos.

Destaca en esta última etapa que la Diputación Provincial de Valencia en Sesión del Pleno de 27 de julio de 2004 aprobó el actual I Plan Integral de Carreteras que incluye el Programa de Inversiones 2004-2008 del Área de Carreteras de la Corporación Provincial.

El Plan Integral de Carreteras de la Diputación de Valencia nace como una necesidad histórica de modernidad y adaptabilidad a los procesos económicos y, sobre todo, sociales en los que nos encontramos inmersos en estos últimos años, junto a la revolución tecnológica que nos envuelve. En tal sentido y tras un proceso de reflexión sintetizador, el Área de Carreteras de la Diputación de Valencia, para cumplir su funcionalidad en el siglo XXI dentro del contexto de la “Aldea Global” en la era de las comunicaciones, se plantea como objeto de su misión el “prestar un servicio público que asegure una accesibilidad sostenible”.

En consecuencia las líneas de actuación del I Plan Integral de Carreteras, se sitúa en tres niveles diferentes.

  • Modernización de la Red Viaria
  • Gestión de la red existentes
  • Gestión de la demanda de movilidad

Los objetivos prioritarios que, con carácter general se establecen, están orientados fundamentalmente a:

  • Mejorar el nivel de vida de los habitantes de la provincia, reduciendo sus tiempos de desplazamiento con las mejores garantías de seguridad.
  • Minimizar el impacto ambiental de las actuaciones a realizar, así como mejorar el entorno de las existentes.
  • Conseguir una adecuada coordinación con las restantes Administraciones con competencias en las carreteras de nuestra provincia.
  • Mejorar la gestión tecnológica de nuestra red, mediante la aplicación de modernos sistemas de gestión y del conocimiento

Véase también

Enlaces externos

http://www.dival.es

Herramientas personales
Proyecto realizado por:
Asociación Española de la Carretera
proy. TSI-070100-2008-50
financiado por:
Ministerio de Industria Turismo y Comercio
IV Edicin del "Premio Internacional a la Innovacin en Carretera Juan Antonio Fernandez del Campo"