Muros de escollera (Construcción)

De Wikivia

Share/Save/Bookmark

Los muros de escollera son los formados por grandes bloques de roca, obtenidos mediante voladura, o escollera, de peso superior a 250 kg y de forma más o menos prismática.
Para este tipo de muros es recomendable la utilización de piedra caliza, debiendo cumplir una serie de requisitos en cuanto a peso específico, resistencia a compresión simple, contenido en carbonato cálcico, etc. También sería posible la utilización de otro tipo de rocas pero se debería realizar un estudio más detallado para garantizar que cumplen los requisitos de estabilidad e inalterabilidad.

Este tipo de muros no requerirán ningún sistema de drenaje, debido a que este se produce de manera natural a través de los orificios dejados en la escollera. Si que será necesario disponer en el trasdós del muro un material granular filtrante de tamaño máximo menor de 15 centímetros.

Sistema constructivo

Las fases en la construcción de un muro de escollera son dos: cimentación y colocación de los bloques de escollera.

  • Fase de cimentación: la cimentación de un muro de escollera se realiza mediante el vertido de hormigón pobre entre los huecos de la escollera situada bajo la rasante del muro. Con este vertido de hormigón se persigue dar mayor rigidez a la cimentación, unificando los asientos y facilitando la redistribución de las tensiones del terreno.La zapata presentará una sobre excavación y una profundidad mínima de un metro, dependiendo de la capacidad portante del terreno.
  • Fase de colocación de los bloques de escollera: los bloques de piedra se colocarán de forma estable, manteniéndose en todo momento una contra inclinación respecto a la horizontal de 1:3.

El margen de abertura entre los bloques no deberá superar en ningún punto los doce centímetros. Una correcta colocación proporcionará densidades aparentes próximas a las 2 t / m3, alcanzando así una adecuada resistencia al vuelco y al deslizamiento.

En su colocación, cada bloque se apoyará en su cara inferior en al menos dos bloques, manteniendo contacto con sus bloques laterales adyacentes, con el fin de asegurar así la mejor trabazón posible.

A medida que se vayan colocando las diferentes hiladas, se irá colocando el relleno granular en el trasdós, no siendo su ancho inferior a un metro.

Con la colocación de este material en el trasdós se consigue lo siguiente:

- Reparto más uniforme de los empujes del terreno sobre la escollera.
- Reducción de los empujes sobre el muro.
- Garantizar el correcto drenaje del muro facilitado por los huecos en la escollera.
- Evitar la salida de material arcilloso a través de la escollera y el aforamiento del agua en la superficie del paramento.
- Plataforma de trabajo para posicionar la maquinaria en muros de mediana o gran altura.
La construcción del muro depende de tres factores:

  • Potencia de la máquina y capacidad del cazo.
  • Tamaño de los bloques de escollera.
  • Duración del ciclo básico.

Véase también

<a _fcknotitle="true" href="Muros de escollera (Proyecto)">Muros de escollera (Proyecto)</a>


<a _fcknotitle="true" href="Category:Obras_de_Fábrica_(Construcción)">Obras_de_Fábrica_(Construcción)</a>
Herramientas personales
Proyecto realizado por:
Asociación Española de la Carretera
proy. TSI-070100-2008-50
financiado por:
Ministerio de Industria Turismo y Comercio
IV Edicin del "Premio Internacional a la Innovacin en Carretera Juan Antonio Fernandez del Campo"