Intersección en X

De Wikivia

Share/Save/Bookmark

 

Contenido

Tipología y Concepto

Una intersección en X es aquel nudo con todos los cruces a nivel, de cuatro ramales, donde la carretera secundaria no cruza perpendicularmente a la vía principal.

Las intersecciones constituyen el caso más frecuente de cruce de dos carreteras al mismo nivel. Cada uno de los tramos de acceso puede dar origen a tres movimientos:

  • Un movimiento de paso de los vehículos que siguen por la misma carretera.
  • Un giro a la derecha, normalmente sin problemas.
  • Un giro a la izquierda, cuyo tratamiento caracteriza al nudo.


 


Con frecuencia, una de las carreteras es menos importante que la otra, por lo tanto, de actuar sobre una de las dos carreteras, actuaremos sobre ésta. En otras ocasiones, no es imprescindible atender a todos los movimientos, algunos giros (principalmente a la izquierda) se suprimen, pues se pueden realizar mediante otros recorridos por la red viaria. Todo ello, permite simplificar el nudo y garantizar la seguridad de los usuarios. Este punto lo desarrollaremos más adelante.


Las Intersecciones en "X" se caracterizan por tener cuatro ramales al mismo nivel, y la diferencia con otro tipo de cruces con cuatro ramales, como las intersecciones en cruz o doble T, es que uno de los ángulos formados por el ramal de la vía secundaria debe ser como mínimo de 60º con la vía principal, como se puede ver en el croquis. Esta intersección suele frecuentar en cruces de dos carreteras convencionales, aunque, por su falta de seguridad, se debe evitar su construcción ya que su ángulo fuertemente oblicuo reduce la visibilidad del conductor.

 

 Croquis

El diseño de una intersección consiste, en esencia, en combinar los elementos más adecuados a sus circunstancias específicas para que estos movimientos se puedan llevar a cabo con comodidad y seguridad.

En la figura se muestra un esquema de la intersección en X o también llamado cayado. En este caso, la vía principal es la que se desarrolla desde la parte izquierda de la imagen hasta la derecha y su sentido inverso,y por consiguiente, el cruce con ésta lo formará la vía secundaria, desde la zona inferior a la zona superior de la imagen. Con las flechas se ha indicado el sentido de circulación de los usuarios por la intersección.


                                                                             

 
Características principales

El cruce en X, como ya hemos explicado anteriormente, provoca un ángulo inferior a 60º entre la vía principal y la secundaria. Ésto conlleva unas ventajas y unos inconvenientes que desarrollaremos a continuacón.


En primer lugar, las ventajas de este tipo de intersecciones son su diseño sencillo, que puede complicarse en el caso de querer canalizarlas; y,  desde el punto de vista económico, la ocupación territorial es mínima, además de tener un bajo coste de construcción y de mantenimiento. Este cruce, también presenta sus inconvenientes, tales como su extremada peligrosidad, que puede reducirse mediante canalización y señalización. Una intersecicción canalizada es aquella en la que los movimientos de los vehículos se realizan por vías definidas mediante isletas.

 

En general, la visibilidad potencial que el lugar ofrece a los ramales confluyentes es imprescindible para la seguridad de sus usuarios, también influye la correcta comprensión de la propia intersección por parte del conductor, esto, como ya se ha dicho, se puede facilitar mediante una señalización clara.La disponibilidad de suelo para el desarrollo adecuado de la intersección, constituye otro factor a tener en cuenta en la elección de la localización de la misma. Las características topográficas, pueden facilitar o dificultar la realización de algunos tipos de intersecciones, influyendo decisivamente en su coste y en el impacto visual que provocan.No se recomienda situar intersecciones en puntos altos o bajos que obliguen a agudas curvas verticales en alguno de los ramales.La edificación y usos del entorno, pueden afectar significativamente a la eficacia de la misma y, recíprocamente, recibir los impactos derivados de su funcionamiento.

 

En resumen, el ámbito recomendado para la implantación de este tipo de intersecciones, son los cruces de vías de escaso tráfico de la red secundaria o local, en áreas urbanas canalizadas y en áreas no urbanizables o rurales. Otras veces, debido a algún trazado de vía ya existente, no queda más remedio que poner un cruce de este tipo, este caso queda reflejado en la fotografía que se muestra a continuación.Image:Cruce en x 2.JPG

Seguridad vial  

 El 86 % de los accidentes de carretera se producen en intersecciones de tipo X o cruz. La visibilidad potencial que el lugar ofrezca a los ramales confluyentes, en la medida en que una buena percepción y comprensión de la intersección es fundamental para la seguridad de sus usuarios (las intersecciones concentran más de las dos terceras partes de los accidentes que se producen en las carreteras y calles españolas).



Por lo tanto en el caso de una intersección en X y siguiendo el principio de la perpendicularidad, es conveniente desviar la carretera de menor importancia para transformar la “X” en una intersección en  cruz, en dos intersecciones de tipo “T” o en una glorieta partida, aunque esta última presenta niveles de siniestralidad altos en carreteras con una IMD elevada. Pueden darse los casos A, B, C D de la figura adjunta. Las soluciones A y B dan buen resultado, la C no es recomendable, porque se introducen giros a la izquierda desde la carretera principal; la mejor solución es la D, ya que el giro a la izquierda se produce desde la carretera secundaria y, por tanto, con facilidad de esperar sin entorpecer el tráfico principal.


 

 


Propuestas de mejora de la seguridad vial

En el caso de no poder transformar la intersección X en otra más adecuada, debemos realizar canalizaciones así como añadir islas divisorias o vías de giro. De esta forma se mejorará la seguridad de la intersección. A continuación se enunciará una serie de principios generales que se deben seguir en la medida de lo posible, estos son:


  1. Preferencia de los movimientos principales sobre los secundarios: para ello se utiliza la señalización, se reduce la anchura del vías de menos importancia o incluso se incluyen radios de giro pequeños.
  2. Reducción de las áreas de conflicto: ya que grandes superficies pavimentadas pueden crear confusión en los movimientos permitidos.
  3. Perpendicularidad de las trayectorias cuando se cortan: para minimizar el área de conflicto, lo ideal sería una intersección de 90º, ya que los conductores pueden esperar y juzgar la situación y el movimiento de los demás vehículos.
  4. Paralelismo de las trayectorias cuando convergen o divergen: los ángulos de incidencia deben ser pequeños de 10º a 15º para evitar entorpecer la capacidad de la vía.
  5. Separación de los puntos de conflicto: para evitar que los conductores atiendan a varios vehículos a la vez.
  6. Separación de los movimientos: cuando existe una intensidad horaria de proyecto considerable, de alrededor de 25 vehículos o más, es conveniente la dotación de una vía propia de sentido único, además de carriles de aceleración o deceleración.
  7. Control de la velocidad: hay diversos modos de control, entre ellos la combinación de radios de giro; la disposición de elementos que eleven la altura de la calzada en una sección,tales como los badenes, ya sean perpendiculares al eje de la vía u oblicuos; radares, etc.
  8. Control de puntos de giro: para este fin se introducen isletas que facilitan los movimientos suavizando el flujo.
  9. Creación de zonas protegidas: permiten que el vehículo pueda cruzar progresivamente, mediante etapas.
  10. Visibilidad: la visibilidad de los vehículos que pretenden acceder a la calzada es indispensable, siendo en ocasiones necesaria su parada total.
  11. Previsión de espacio: en las intersecciones puede ser necesaria la ocupación de terreno para ubicar elementos como los hasta ahora descritos: isletas, zonas protegidas, etc.
  12. Sencillez y claridad: los conductores deben comprender con facilidad los movimientos permitidos. También se deben evitar recorridos demasiado largos para los cruces.


Finalmente, conocidas las pautas a seguir, se estudia el caso particular de la intersección en X comentando las diferentes soluciones reflejadas de la imagen siguiente.



Se diseña un carril de giro cuando el volumen de giros en un cuadrante es considerable o cuando el ángulo de giro es muy agudo debido al esviaje del cruce. La Figura A muestra un carril de giro a la derecha desde el camino de paso, obtenido mediante el diseño de una isla triangular.


La Figura B muestra un empalme en que las velocidades y el volumen de giros justifican carriles independientes de giro a la derecha, hacia y desde el camino que intercepta. Esta forma de diseño no mejora los giros a la izquierda, e incluso debe diseñarse de manera que las isletas no permitan a los vehículos del camino principal entrar por el carril de giro que no corresponde. En carreteras de dos carriles también se pueden ensanchar los accesos a la intersección si el volumen de giros lo justifica. Un carril auxiliar adicional en la zona de intersección a cada lado de la calzada principal permite a los vehículos adelantar a los que se preparan para maniobras de giro.


Otra forma de lograr la canalización en el camino interceptado es mediante una isla divisoria o lágrima como la indicada en la Figura C. El espacio necesario para la ubicación de esta isla se obtiene ensanchando gradualmente el camino, y usando radios de giro mayores que los mínimos en el giro a la derecha. A partir de una IMD superior a 300 vehículos se hace necesario la colocación de la lágrima ya que favorece la percepción de la intersección y reduce algo la velocidad.


En carreteras de dos carriles con volúmenes de tránsito alto, se aconseja diseñar carriles separados para cada uno de las corrientes importantes. En la Figura D y en la imagen del final, se ha conseguido la mejora mediante el empleo de dos islas (canalizadoras), una isla divisoria en el camino directo y un ensanche en la carretera principal. Un diseño como éste se calcula para volúmenes grandes de tránsito, con IMD superiores a los 3.000 vehículos.


Por último se puede recurrir a la utilización de semáforos. Estos disminuyen el número de colisiones en ángulo pero aumenta la frecuencia de choques en alcance. En intersecciones en X con una IMD elevada su utilización es adecuada, en cambio con una IMD baja resulta contraproducente. También presenta problemas su instalación en campo abierto ya que los conductores no están habituados a encontrarlos.

 


 


Véase Intersección "T" (vialéxico) y  Intersección "cruz" (vialéxico) 

Bibliografía

• Reglamento de circulación
• Dirección General de Tráfico (DGT)
• Infraestructuras del transporte terrestre. Diseño geometrico

• Google maps
• www.carreteros.org

• Instrucción de vía pública del Ayuntamiento de Madrid

• Carlos Kraemer, Ingeniería de Carreteras I

• Recomendaciones para el proyecto de intersecciones. MOP


Herramientas personales
Proyecto realizado por:
Asociación Española de la Carretera
proy. TSI-070100-2008-50
financiado por:
Ministerio de Industria Turismo y Comercio
IV Edicin del "Premio Internacional a la Innovacin en Carretera Juan Antonio Fernandez del Campo"