Ensayo Proctor modificado

De Wikivia

Share/Save/Bookmark

Concepto

El ensayo Proctor modificado, al igual que el Proctor normal, es un ensayo de compactación de suelos. El Corps of Engineers de la U.S. Army propuso un ensayo Proctor modificado en el que se aplica mayor energía de compactación por unidad de volumen, obteniéndose unas densidades secas máximas más elevadas y unas humedades óptimas menores que en el ensayo normal.

Este ensayo en España está normalizado por la NLT-108, que a su vez sigue la norma americana AASHTO 180-74/ASTM D 1557-70.

En el ensayo Proctor modificado se apisona una muestra de suelo en un molde metálico de 2320 cm3 de capacidad (152,5 mm de diámetro interior y 127 mm de altura), es usual utilizar el molde del Ensayo CBR, con un disco espaciador en su fondo. El molde se llena en 5 tongadas y se apisona con 60 golpes por tongada, distribuidos por toda la superficie. La maza utilizada para apisonar tiene una masa de 4,54 kg y cae desde una altura de 457 mm. Con todo esto, la energía de compactación por unidad de volumen es 4,5 veces superior a la del ensayo normal. El ensayo se puede realizar de forma manual o mecánica.

Para obtener la curva humedad-densidad seca, es necesario realizar el ensayo sobre varias muestras del suelo, que nos darán los puntos de dicha curva. Generalmente con cuatro o cinco de estos puntos ya es posible dibujarla, y por tanto, obtener la densidad máxima Proctor y la humedad óptima correspondiente.

Si se comparan los resultados obtenidos en diferentes tipos de suelos, compactados según los ensayos Proctor normal y modificado, se comprueba que en los compactados según este último se obtienen unas densidades secas mayores y unas humedades óptimas menores. Estas diferencias son más acusadas en suelos finos muy plásticos y mucho menor en zahorras bien graduadas, ya que estas últimas tienen una compactabilidad mejor y su densidad alcanza ya valores elevados con niveles de energía de compactación del Proctor normal.
Al igual que en el ensayo normal, si el tamaño máximo del suelo a emplear en obra es superior al que permite el ensayo, es necesario tamizar el suelo previamente y ensayar la fracción fina de este, realizando una corrección posterior. Por este motivo, si el suelo a ensayar contiene elementos de gran tamaño en mayor medida que elementos de pequeño tamaño, la densidad Proctor no sería un buen elemento de comparación y debe sustituirse por otros ensayos que midan directamente la capacidad resistente y la deformabilidad del suelo.


Véase también



Herramientas personales
Proyecto realizado por:
Asociación Española de la Carretera
proy. TSI-070100-2008-50
financiado por:
Ministerio de Industria Turismo y Comercio
IV Edicin del "Premio Internacional a la Innovacin en Carretera Juan Antonio Fernandez del Campo"